Público
Público

Castells: "El PSC debe tener una voz propia en Madrid"

Tras la financiación, los catalanes deben hacer valer "su peso"

L. P.

El proceso de negociación de la financiación de Catalunya ha dejado satisfecho al conseller de Economía Antoni Castells, aunque también le ha agudizado la mirada crítica. El responsable catalán de economía ha sacado muchas lecciones de un tira y afloja que parecía no terminarse nunca, pero sobre todo ha sacado una conclusión: "El PSC debe tener voz propia en Madrid".

Así lo manifestó en una una entrevista publicada ayer por el diario Avui, en la que volvió a poner de actualidad una reivindicación antigua, pero no menos importante, para algunos miembros del PSC. En este sentido, Castells manifestó que los socialistas catalanes han de tener un grupo parlamentario propio en el Congreso para que "utilice su peso, se exprese con claridad y actúe siempre en defensa de los intereses de Catalunya". También aseguró que esta voz tiene que actuar con plena coincidencia con el gobierno de la Generalitat.

El conseller Castells hizo un repaso a las relaciones entre PSOE y PSC y afirmó que "esta negociación ha evidenciado como nunca las hipotecas que tiene a veces la vinculación con el PSOE".

En diversas ocasiones el conseller de Economía repitió que la posición defendida por él durante el proceso de acuerdo para la financiación ha tenido siempre el apoyo del PSC y del presidente de la Generalitat, José Montilla. Subrayó que la negociación ha sido llevada por el Govern y que "todo lo demás son criaturadas", para luego añadir que el Ejecutivo catalán es uno y está formado por tres partidos, "por lo tanto, el mérito es de todos", añadió.

El hombre al que se le ha tachado de favorable a la sociovergència alianza con CiU considera que los ministros catalanes han tenido una posición compleja durante la negociación. Castells argumentó que estos ministros "de alguna manera estaban en los dos lados de la mesa". Por una parte estaban como miembros del Gobierno y de la otra "como miembros de la dirección del PSC y dirigentes del principal partido del gobierno de la Generalitat", afirmó.

El conseller criticó también el papel de CiU en el proceso de negociación. Aseguró que los nacionalistas decidieron atacar el gobierno de Montilla y que en su reacción "prevaleció el tactismo sobre el interés de país".

 

Más noticias de Política y Sociedad