Público
Público

El CCG pone en duda que el plan de paz de Annan sea la solución para Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro saudí de Asuntos Exteriores, príncipe Saud al Faisal, dijo hoy que los países del Consejo de Cooperación de Golfo (CCG) están perdiendo la esperanza en el plan de paz del enviado de la ONU para Siria, Kofi Annan.

"Hemos comenzado a perder la esperanza en que se pueda llegar a una solución (a la crisis siria) mediante la iniciativa de Annan", subrayó el ministro en una rueda de prensa tras una reunión de los jefes de la diplomacia del CCG celebrada en la ciudad saudí de Yeda.

Por ello, advirtió que "ninguna propuesta de solución será útil" si el Consejo de Seguridad no recurre a la cláusula VII de la Carta de la ONU, que permite decidir "el uso de todas las medidas necesarias para restaurar la paz y la seguridad internacionales", lo que podría incluir una intervención militar.

"No hay esperanzas en una pronta solución debido a la intransigencia del Gobierno sirio, que no responde a los llamamientos para cesar la violencia y cumplir con sus compromisos", agregó Al Faisal.

El jefe de la diplomacia saudí también se refirió a la misión de "cascos azules" desplegada sobre el terreno e instó a que su informe "sea transparente y concuerde con la realidad de los hechos", debido a que considera que "hay intentos de influir en los observadores".

En cuanto a la posición de Rusia en el Consejo de Seguridad respecto al conflicto sirio, Al Faisal afirmó que es "injustificable" y que Moscú "se equivoca cuando se opone a las aspiraciones del pueblo sirio".

"Rusia debe revisar su política o si no perderá influencia en el plano internacional", subrayó el ministro, que condenó el aumento de la violencia en Siria, donde desde marzo de 2011 han muerto más de 10.000 personas, según los últimos datos de la ONU.

En la reunión, los miembros del CCG -compuesto por Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Catar y Omán- también trataron otros temas de importancia regional, como la crisis con Irán.

Para Al Faisal, Teherán es el causante del "aumento de la tensión en la región", ya que le acusa de apoyar las protestas de la comunidad chií en estos Estados, gobernados por suníes.

"Esperamos que desista en la política de amenazas", dijo el jefe de la diplomacia saudí, quien criticó que el hecho de que no se produzca ningún adelanto en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní "suscita dudas sobre sus fines pacíficos".