Público
Público

CCOO rechaza que hayan sido complacientes con el Gobierno

El sindicato afirma que el principio de acuerdo para la reforma de las pensiones acordado se parece "como un huevo a una patata" a lo que pretendía el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, ha opinado esta noche que no han sido complacientes al firmar un principio de acuerdo sobre la reforma de las pensiones.

Lezcano ha rechazado esto porque lo pactado está 'muy alejado' de la pretensión inicial del Gobierno.

Lezcano, en una entrevista en la cadena 24h de TVE, recordó que lo que planteaba el Ejecutivo desde el principio era elevar para todos los trabajadores la edad legal de jubilación de los 65 años actuales a los 67 y exigirles 41 años de cotizaciones para retirarse con su pensión completa.

Sin embargo, se ha conseguido que el Ejecutivo abra la horquilla de la edad de jubilación y que ese incremento en dos años no se aplique a todos, precisó el dirigente sindical.

Según el principio de acuerdo logrado por CCOO y UGT con el Gobierno, los trabajadores de 65 años podrán seguir jubilándose con el cien por cien de la pensión si han cotizado 38,5 años, frente a los 35 actuales.

Los que no lleguen a esos números tendrán dos opciones: jubilarse a los 67 años, con 37 años de cotización o retirarse anticipadamente -ahora se puede hacer desde los 61, pero con la nueva reforma se eleva esa edad de acceso a los 63 años, pero con coeficientes reductores en la prestación.

Lezcano afirma que han incluido en el texto que los trabajadores se puedan jubilar anticipadamente a los 63 años 

Además, indicó que los sindicatos han introducido en el texto de la reforma -que los técnicos de las distintas partes todavía no han cerrado- que los trabajadores se puedan jubilar anticipadamente a los 63 años de forma voluntaria sin la necesidad de tener que pasar por el paro, como sucede ahora.

Este último punto tampoco formaba parte del 'catálogo reformista' del Gobierno, recalcó Lezcano, quien insistió en que lo acordado se parece 'como un huevo a una patata' a lo que pretendía el Gobierno.

No obstante, admitió que, a pesar de estos logros de las centrales sindicales, las pensiones futuras se van a ver reducidas en cuantía, aunque no en un porcentaje del 20 al 25% como habían calculado de haberse aprobado sólo que planteaba el Ejecutivo.

Lezcano sostuvo que ese recorte económico se palia en parte para los colectivos más castigados por el paro, los jóvenes y las mujeres, con otra iniciativa de los sindicatos que ha aceptado el Gobierno: que las becas de formación computen para el cálculo de la pensión, así como el cuidado de los hijos por parte de los padres que han dejado su trabajo para ocuparse de ellos.

Por ello, negó que los sindicatos hayan firmado el principio de acuerdo como un 'mal menor' frente a la amenaza del Gobierno de que aprobaría la reforma con o sin consenso.

'Se ha salido al paso' de la propuesta del Gobierno de implantar para todos la edad de jubilación de los 67 años y se han 'minimizado los daños' de su planteamiento, consideró.

El Gobierno sigue cerrando esta noche con los sindicatos todos los flecos pendientes del principio de acuerdo, ya que su intención es incorporarlo al anteproyecto de ley de reforma de las pensiones que aprobará mañana en Consejo de Ministros.

Más noticias en Política y Sociedad