Público
Público

CCOO vaticina el caos en la implantación de la ley Wert y convoca una huelga en otoño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El arranque de este curso escolar -marcado por la implantación de la ley Wert en las aulas a pesar del amplio rechazo que recibió tanto en el Parlamento como en la comunidad educativa- supone, según la Federación de Enseñanza de CCOO, la continuación de una 'crisis educativa insostenible' marcada por 'viejas políticas, recortes y precariedad'.

El sindicato, que denuncia que la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) es 'un empeño ideológico, irresponsable e improvisado del PP', advierte además de que el profesorado no ha sido formado adecuadamente para poner en marcha las novedades de la reforma educativa. 'En muchas comunidades autónomas ni siquiera están listos los decretos de desarrollo de la ley', ha denunciado el secretario general de la organización, Francisco García, quien ha añadido que 'muchos profesores están desconcertados porque no saben cómo empezar a aplicar la Formación Profesional Básica', que sustituye a los desaparecidos Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)

De hecho, García ha remarcado que ni siquiera 'han llegado' los 2.000 millones de euros del llamado Sistema de Garantía Juvenil previstos para financiar esta nueva etapa educativa.

Por todo ello, CCOO considera que la huelga general en educación es 'inevitable' y ha anunciado su intención de reunirse con la Plataforma por la Defensa de la Educación Pública y la comunidad educativa para consensuar la fecha de un paro global en otoño. El Sindicato de Estudiantes, por su parte, ya anunció movilizaciones para el 22 y 23 de octubre.

La Lomce, que este año afectará a un millón y medio de estudiantes (en primero, tercero y quinto de Primaria y en la nueva FP Básica) llega a las aulas en un contexto, según el sindicato, de 'desinversión educativa'. '2014 nos puede colocar en los niveles de inversión de 1987, cuando había cinco cursos menos que ahora', ha advertido García, quien ha señalado además que este año el Gobierno ha invertido sólo un 4,37% del PIB en Educación, lo que supone 7.000 millones menos que en 2009. 'Y si en 2015 España cumple el compromiso que adquirió con Bruselas de rebajar este porcentaje al 3,9% se detraerán otros cuatro millones de euros', ha aseverado el secretario general de CCOO.

'Cuanto menos gasta el Gobierno en educación, más tienen que gastar las familias'Y cuanto menos gasta el Gobierno en educación, más tienen que gastar las familias, lo que supone, para el sindicato, 'un deterioro de la equidad y la igualdad de oportunidades'. 'La filosofía del Gobierno es que la educación sea un bien que provea el mercado en función de las condiciones de las familias', ha criticado García. El recorte en becas y ayudas son una prueba de ello. Según los datos del Ministerio de Educación que aporta CCOO, los beneficiarios de becas para la compra de libros de texto y material didáctico han pasado de cerca de un millón en el curso 2010-2011 a menos de 400.000. Y la misma tendencia aqueja la universidad, donde el incremento del precio de los estudios, la disminución del número de becas y el endurecimiento de los criterios para ser beneficiarios de éstas 'han expulsado de las aulas a más de 45.000 estudiantes durante los últimos años'.

A pesar de este escenario de desinversión educativa y recorte de ayudas al estudio, en los últimos cinco años, los alumnos de la escuela pública han aumentado en 500.000, frente a los 127.500 de la privada. Pero ese crecimiento no se ha visto reflejado en el profesorado. Hoy hay 55.000 alumnos más que en 2012 escolarizados en centros públicos, mientras que los de los colegios privados sólo han aumentado en 7.500. Sin embargo, la escuela pública ha perdido 32.800 docentes y la privada ha ganado 900. Todo ello ha provocado que las ratios de los centros públicos, denuncia CCOO, empiecen a igualarse a las de los centros públicos en la mayoría de etapas educativas cuando siempre habían sido inferiores.

Más noticias en Política y Sociedad