Público
Público

El CDC plantea presentarse separada de Unió en los municipios donde no haya acuerdo

EFE

Convergència planteará en su congreso la posibilidad de presentar listas electorales por separado de Unió en aquellos municipios en los que las agrupaciones locales de ambas formaciones no alcancen un acuerdo sobre la composición de la candidatura.

Así se recoge en la ponencia de organización, a la que ha tenido acceso Efe, redactada por un equipo presidido por Lluís Corominas y que se debatirá en el XV congreso de CDC, que se celebrará en julio en Barcelona.

La ponencia aborda a fondo las deficiencias en el funcionamiento de la federación de CiU en los últimos cuatro años y, tras verter severas críticas sobre algunas de las prácticas de sus socios de Unió sobre todo a nivel municipal, aboga por un "replanteamiento" de la federación o, en último término, por una "nueva fórmula de relación" con los socialcristianos.

Descartando de entrada la ruptura con Unió, en un momento en que Artur Mas propone convertir CDC en la Casa Grande del Catalanismo, los redactores de la ponencia llegan a la conclusión de que "hay que revisar y mejorar la fórmula de relación" entre ambos socios.

Convergència interpreta que "el objetivo de que la federación se convirtiese en una sola fuerza política no ha sido posible", sobre todo porque Unió "ha querido marcar su perfil propio y esto ha impedido tener una sola voz en la proyección exterior de CiU".

"A nivel municipal, uno de los escenarios de confrontación habitual entre CDC y Unió, han disminuido cuantitativamente los casos de desencuentro entre unos y otros y, en cambio, los casos de conflicto han sido más duros que nunca", señala el texto.

La ponencia explica que "en las asambleas que se han realizado para dirimir casos de conflicto en el ámbito de las elecciones municipales, Unió ha tenido un comportamiento opaco y poco correcto respecto al número y procedencia de sus militantes. Este hecho ha generado mucho malestar en CDC".

"Por parte de Unió, se han hecho expresiones públicas poniendo en duda o contradiciendo que decisiones competencia de la federación se tengan que aprobar o acordar en sus órganos", añade sin tapujos el borrador de la ponencia, que junto a las otras tres ponencias deberá ser aprobada inicialmente por el consejo nacional este sábado.

De acuerdo con lo expuesto hasta aquí, se anuncia que CDC propondrá "cambios en los estatutos", como por ejemplo "revisar los acuerdos para la presentación de candidaturas en las elecciones municipales en el sentido de perfeccionar y aplicar los mecanismos previstos por las asambleas".

Cuando el consenso entre las agrupaciones locales de ambos partidos no sea posible y "sólo en el caso de que se agoten todas las vías sin llegar a un acuerdo", dice el proyecto de ponencia, "la asamblea local de CDC podrá someter a votación la posibilidad de presentarse de manera separada en las elecciones municipales".

"Esta posibilidad necesitará el visto bueno de la CENF (órgano de dirección conjunto de CiU) previo informe de las afectaciones que esta decisión pueda tener en las instituciones supramunicipales", remarca la ponencia, que avanza que CDC pedirá convocar para antes de un año una "conferencia nacional municipal" de CiU para revisar las normas de presentación de candidaturas en el ámbito local.

Por otra parte, la ponencia ratifica la nueva estructura directiva dibujada en las últimas semanas y que formaliza la existencia de una secretaría general adjunta, cargo que ahora desempeña Felip Puig y que visualiza al número dos del partido por detrás del secretario general, Artur Mas.

Más noticias de Política y Sociedad