Público
Público

La CE se compromete ante un afectado catalán de publicar la norma de los líquidos en aviones

EFE

La Comisión Europea (CE) se comprometió hoy ante David Raya, un ciudadano catalán que ha denunciado la aplicación "abusiva" de las normas de seguridad en los aeropuertos, a hacer públicas las restricciones al transporte de líquidos en el equipaje de mano de los pasajeros de aviación comercial.

El Ejecutivo comunitario aseguró que está "en proceso" de publicar este reglamento, hasta ahora secreto por motivos de seguridad, aunque evitó dar fechas concretas sobre el proceso.

Raya compareció hoy ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para denunciar la, a su juicio, "absurda" y "discriminatoria" normativa acordada en septiembre de 2006 por la UE para prevenir atentados terroristas con explosivos líquidos.

Este ciudadano de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que sufre fibrosis quística y diabetes, expuso ante los eurodiputados su experiencia en el aeropuerto de Berlín, donde experimentó problemas para introducir en el avión la abundante medicación que necesita.

Raya criticó la aplicación de una normativa que "no había sido debatida públicamente" y que había sido "declarada secreta".

"Tan secreta que la policía consultaba el mismo folleto informativo que yo", recordó sobre su viaje en noviembre de 2006, poco después de la entrada en vigor del polémico reglamento.

"Mi insulina, mis antibióticos y mis aerosoles se habían convertido de la noche a la mañana en armas de destrucción masiva", relató el joven, que después de mostrar un certificado médico a los agentes logró el permiso para llevar consigo la medicación.

Raya pidió hoy ante la Eurocámara -que en varias ocasiones ha expresado su preocupación sobre las medidas de seguridad en los aviones- la derogación de la normativa y exigió que no se legisle "de espaldas" a la sociedad.

El pasado 10 de abril, la abogada general del Tribunal de Justicia de la UE ya consideró inaceptable que la CE no haga pública la lista de objetos prohibidos en el equipaje de mano y aseguró que el reglamento europeo debería declararse "inexistente".

El caso ante la justicia comunitaria está pendiente del fallo definitivo de los jueces europeos, pero Bruselas ya ha anunciado que hará pública la normativa y ha admitido que el secreto "debe ser la excepción" y la publicación "la norma".

Hoy, la representante en la sesión de la Comisión de Peticiones de la Dirección General de Transportes de la CE Marian Knoben trasladó a Raya este compromiso, pero aseguró que la CE no contempla acabar con el reglamento, que es "necesario" para proteger a los europeos del terrorismo.

El texto obliga a transportar los líquidos, geles, aerosoles o sustancias similares en envases no superiores a los 100 mililitros de capacidad y portados en unas bolsas de plástico transparente de unas determinadas medidas, pero los usuarios de las aerolíneas no tienen acceso a la información detallada.

En cualquier caso, Knoben recordó que el reglamento contempla "excepciones" para los pasajeros que por motivos de salud necesitan transportar líquidos en el equipaje de mano.

Sin embargo, el eurodiputado de CiU Ignasi Guardans aseguró que "toda esta argumentación debe ser rechazada", porque "el carácter secreto del reglamento hace ridículas las supuestas excepciones".

El parlamentario europeo de IU Willy Meyer destacó que el "drama inaceptable" vivido por Raya ha permitido que la Comisión se comprometa ante la Eurocámara a dar a conocer las normas y aseguró que su institución presionará para que esto ocurra cuanto antes.

Más noticias de Política y Sociedad