Público
Público

La CE pide a los estados miembros que endurezcan las leyes anti-tabaco para 2012

EFE

La Comisión Europea (CE) ha pedido hoy a los estados miembros que endurezcan sus leyes para garantizar la prohibición total del tabaco en los lugares públicos cerrados en 2012, ya que actualmente sólo diez países de la UE aplican esta normativa de forma integral.

A pesar de que casi todos los estados miembros tienen algún tipo de regulación para proteger a los ciudadanos del humo de tabaco, uno de cada cinco europeos está diariamente expuesto a esta sustancia nociva, según dijo la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, en rueda de prensa.

Una persona no fumadora que viva con un fumador tiene un 30% más de posibilidades de padecer cáncer de pulmón o problemas cardiovasculares, y la exposición al humo de tabaco es especialmente peligrosa para la salud de niños y bebés, subrayó Vassiliou.

Actualmente, Irlanda, Gran Bretaña, Francia, Malta, Suecia, Finlandia, Letonia, Eslovenia, Holanda e Italia cuentan con una legislación que prohíbe integralmente fumar en los lugares públicos cerrados y los de trabajo, mientras que Bulgaria ha anunciado que lo hará en 2010.

En el resto de los estados miembros, España entre ellos, los ciudadanos "todavía no están debidamente protegidos contra el humo de tabaco en lugares públicos", señaló la comisaria europea.

Vassiliou se mostró "especialmente preocupada" por la concentración de humo en los bares, pub y discotecas en los que se permite fumar, lugares frecuentados especialmente por los más jóvenes.

"Cada europeo debería estar completamente protegido de la exposición al humo de tabaco en su vida diaria", afirmó la comisaria, quien también destacó que existe una "amplia mayoría de la ciudadanía" a favor de las medidas restrictivas del consumo de tabaco en los lugares públicos.

Por ello, la CE pide a los estados miembros que adopten y apliquen leyes para garantizar una protección total a los ciudadanos contra el humo del tabaco en los lugares públicos cerrados, lugares de trabajo y transporte público, en línea con la convención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2003 sobre tabaco.

La Comisión solicita a los estados miembros que pongan en marcha estas medidas durante los próximos tres años.

Además, la CE quiere que las normativas anti-tabaco sean complementadas con medidas para mejorar la protección a los niños, mayores iniciativas para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco y el uso de mensajes de advertencia en las cajetillas.

Por último, se sugiere la creación de una red de organismos nacionales de control del tabaco para reforzar la cooperación europea en este ámbito.

Aunque en los últimos años se han realizado "grandes progresos", la meta es que en todos los países "existan normas anti-tabaco integrales", recalcó Vassiliou.

El tabaco provoca medio millón de muertes cada año en la UE, por lo que representa la mayor causa de muerte evitable en los Veintisiete, según datos de la Comisión.

Más noticias de Política y Sociedad