Público
Público

Células cancerosas en sangre pueden identificar el riesgo de recaídas de cáncer de mama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las células cancerosas que circulan en la sangre (CTC) pueden identificar, después de un tratamiento de quimioterapia, el riesgo de recaídas en los casos de cáncer de mama, según un estudio que ha sido presentado en la Conferencia Europea del Cáncer que se celebra en Barcelona.

En el estudio, llevado a cabo en la Universidad de Múnich, se analizaron muestras de sangre procedentes de 1.767 pacientes con cáncer de mama y ganglios positivos o ganglios negativos pero de alto riesgo, extraídas antes del comienzo de su tratamiento, y compararon los resultados con los obtenidos en 852 de esas mismas pacientes una vez terminada la quimioterapia.

Según una de las investigadoras del trabajo, Julia Jückstock, estos resultados podrían ayudar a mejorar el diseño de los ensayos de la quimioterapia para el cáncer de mama, además de reducir los costes de la atención sanitaria.

En el estudio se ha visto que un 10% de las pacientes a las que se extrajeron muestras de sangre antes del comienzo del tratamiento tenían más de una CTC, y el 5% de dichas pacientes tenían más de dos CTC en unos 20 mililitros (ml) de sangre.

La doctora Jückstock ha asegurado que la presencia de CTC no guardaba correlación con otros factores de pronóstico como el tamaño del tumor, su grado, su estado hormonal o Her-2, pero se observó una correlación significativa con la presencia de metástasis en los ganglios linfáticos.

De las 24 mujeres sanas incluidas en el grupo de control, ninguna presentaba más de una CTC, según los científicos, y de las 852 pacientes cuya sangre se analizó después del tratamiento, un 11% eran CTC positivas antes del comienzo del tratamiento, y sólo un 7% de ellas tenía más de una CTC tras terminar la quimioterapia.

Entre las pacientes inicialmente con CTC positivas, un 10% seguía siéndolo y un 90% dio un resultado negativo en el control de CTC realizado después de la quimioterapia. De las que dieron negativo en el control inicial de CTC, un 93% seguía negativo, mientras que un 7% dio un resultado CTC positivo.

En opinión de los expertos, es probable que la persistencia de CTC tras el tratamiento quimioterapéutico prediga la probabilidad de recurrencia del cáncer en esas pacientes, y si se confirman estos estudios, se puede abrir la puerta a una manera sencilla de controlar el resultado probable de la quimioterapia, y orientar los tratamientos con mayor precisión.

También se podrá prolongar o alterar el régimen de quimioterapia a pacientes que tienen un riesgo de recurrencia incrementado para dar mayores oportunidades de recuperación.

Para pacientes propensas a responder bien al tratamiento, se podría reducir la duración del mismo y utilizar terapias menos agresivas, evitando efectos tóxicos desagradables.

Más noticias en Política y Sociedad