Público
Público

Cesc fulmina al campeón, el Fenerbahce al Sevilla y Barcelona y Manchester pasan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El centrocampista español Cesc Fábregas ejecutó el golpe de autoridad del Arsenal, que fulminó en Milan al último campeón de la Liga de Campeones, apartado de los cuartos de final que alcanzaron con la comodidad esperada el Barcelona y el Manchester y Fenerbahce, que eliminó, en los penaltis, al Sevilla.

El estupendo rendimiento y el desparpajo ofrecido por el equipo londinense en el Giusseppe Meazza fue finalmente recompensado. La racanería milanista quedó al margen de la competición. Un golazo de Cesc Fábregas a seis minutos del final hundió al equipo de Carlo Ancelotti, que no podrá revalidar el título logrado el pasado año ni aproximarse al Real Madrid en el cúmulo de trofeos.

El togolés Emmanuel Adebayor acentuó, en el descuento, el dolor de los transalpinos, que podrían quedarse sin representante alguno en el torneo más prestigioso del Viejo Continente si el Roma cae ante el Real Madrid y el Inter no supera la eliminatoria contra el Liverpool.

Mientras, el meta Volkan Demirel se convirtió en el verdugo del Sevilla. El portero, que erró en dos de los tantos sevillistas, detuvo tres de los penaltis lanzados que dieron la clasificación al Fenerbahce.

No fue capaz el equipo de Manolo Jiménez de aprovechar la avalancha ofensiva que ofreció durante muchos minutos. El brasileño Deivid de Souza complicó la aventura europea del cuadro hispalense, que a los nueve minutos advertía un recorrido plácido con los tantos de Daniel Alves y del maliense Seydou Keita. Después, Frederic Kanoute, antes del descanso, marcó el tercero. Pero en la segunda parte, Deivid, que ya había anotado antes del intermedio, estableció el 3-2 que igualaba el marcador de la ida.

En los penaltis, Demirel frenó el entusiasmo hispalense y dio el pase a los cuartos de final al conjunto que dirige el brasileño Arthur Antunes Coimbra 'Zico'.

Tal y como se esperaba, el Barcelona y el Manchester alcanzaron con autoridad los cuartos de final rentabilizando los marcadores de la ida. El conjunto de Frank Rijkaard ganó 1-0 al Celtic gracias al tanto de Xavi a los tres minutos de partido. El triunfo, sin embargo, le resultó caro al conjunto azulgrana, que perdió al argentino Leo Messi por una nueva lesión muscular.

El sudamericano padece una rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda, la misma lesión que le mantuvo un mes y medio de baja entre diciembre y enero pasado. Durante un mes estará apartado de los terrenos de juego.

El Manchester transitó con evidente superioridad en el duelo contra el Lyon. Alentado por el sosegado marcador que obtuvo en el campo del campeón galo, el cuadro de Alex Ferguson sentenció el choque gracias a un tanto del portugués Cristiano Ronaldo a cuatro minutos del intermedio.