Público
Público

Chad acusa a Sudán de lanzar un nuevo ataque desde la frontera común

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Chad acusó hoy a Sudán de una nueva violación de su soberanía territorial al anunciar que tropas rebeldes amparadas por el Gobierno de Jartum han cruzado la frontera para lanzar un ataque contra este país.

La acusación se produjo el mismo día que se reunieron en Dakar, en un descanso de la cumbre de la Conferencia Islámica, el presidente chadiano, Idriss Déby, y el sudanés, Omar Al Bachir.

Un comunicado difundido por la Presidencia y el Gobierno de Chad sostiene que Sudán movilizó ayer, miércoles, "varias columnas fuertemente armadas" contra territorio chadiano y agrega que los "mercenarios" cruzaron la frontera a la altura de la localidad de Moudeina.

"No es la primera vez que Sudán ataca el Chad", se indica en el comunicado.

"El Gobierno chadiano -agrega- espera que la comunidad internacional tome esta vez todas las medidas necesarias para disuadir a Sudán de esta nueva tentativa para desestabilizar al Chad".

Según la Radio Nacional del Chad, las seis columnas rebeldes que cruzaron la frontera se enfrentaron hoy con efectivos del Ejército chadiano cerca de la localidad de Tissi.

La emisora pública no dio detalles sobre estos enfrentamientos, pero de momento se ha desencadenado la inquietud entre la población chadiana, particularmente entre los ciudadanos de Yamena, que temen otra ofensiva rebelde como la de principios de febrero pasado.

Los pasados 2 y 3 de febrero, tropas insurgentes que intentan derrocar al presidente Déby lanzaron intensos ataques en Yamena y llegaron hasta las puertas del palacio presidencial, antes de ser rechazados por los efectivos gubernamentales, que los empujaron hacia el este del país.

La ofensiva en Yamena causó centenares de muertos entre la población civil, según datos oficiales, aunque ni el Gobierno ni los rebeldes informaron de las bajas sufridas.

Según el sitio de internet "Al Wihda", que suele incluir información de los insurgentes chadianos, las tropas rebeldes van a intentar llegar hasta Yamena, una afirmación que no ha sido respaldada por fuentes del mando unificado rebelde.

Chad y Sudán se acusan mutuamente de apoyar a los movimientos rebeldes de sus respectivos país.

Aunque los dos países han firmado anteriormente pactos de no agresión, se mantienen las disputas y las denuncias de ataques armados.

La nueva denuncia del Gobierno del Chad se produjo en medio de una gestión internacional para reunir en una misma mesa de negociaciones al presidente sudanés y al chadiano, que asisten a la cumbre de la OCI en Dakar.

En estas gestiones participan el presidente de Senegal, Abdulaye Wade, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, así como otras personalidades internacionales.

A todos ellos dejó plantado Al Bachir ayer cuando se excusó de asistir a la reunión prevista en Dakar alegando un dolor de cabeza.

El encuentro, previsto para las 11.30 hora local de Dakar y GMT, comenzó a las 15.00, tras la apertura de la cumbre islámica, y se celebra a puerta cerrada.

Wade anunció la semana pasada que en esta reunión Déby y Al Bachir firmarían un acuerdo de paz definitivo para acabar con las tensiones entre los dos países, pero tanto fuentes sudanesas y como dirigentes rebeldes chadianos restaron perfil a la gestión

"Ya tenemos cinco acuerdos (de paz) firmados con Chad", afirmó el martes pasado Al Bachir durante una visita a Dubai, y lamentó que uno de los pactos fue alcanzado después de que los dos gobernantes completaran una peregrinación a La Meca.