Público
Público

Chávez pronostica más tensión con Colombia e insiste en culpar a EE.UU.

EFE

El presidente venezolano, Hugo Chávez, pronosticó más tensiones con Colombia y volvió a culpar de la actual crisis en la relación con el Gobierno de Álvaro Uribe a Estados Unidos, en una entrevista que publica hoy el diario bogotano El Tiempo.

"Todo se va a poner más tenso", sostuvo Chávez al argumentar que el problema de fondo tiene dos vertientes: el convenio que negocia Uribe para que militares estadounidenses puedan usar hasta siete bases colombianas y la "gigantesca mentira", como califica a las denuncias de que tiene vínculos con la guerrilla de las FARC.

El asunto de las bases "agrava todo. Aparece en el horizonte el demonio de la guerra. Estados Unidos quiere evitar cualquier proceso unitario entre nosotros", dijo el mandatario.

"Ni la misma Colombia controlará las rutas, los horarios, las misiones. La información va a ser secreta y van a grabar en territorio venezolano. Van a estudiar nuestras vulnerabilidades. Van a sembrar cizaña, y me van a acusar otra vez de que yo apoyo a la guerrilla", añadió.

Según Chávez, el presidente Uribe le "había prometido" que Colombia "no iba a aceptar un nuevo trato con Estados Unidos de ese tipo", que ha despertado inquietud, no solo en Venezuela, sino en otros países de Suramérica como Ecuador, Brasil y Bolivia.

"Estamos hablando del imperio, y el imperio, una vez que se instala, hace lo que le da la gana. Ni siquiera Uribe va a tener control de las acciones que las tropas del imperio desarrollen, incluso con tropas colombianas", enfatizó.

"El día de mañana desde esas bases en Colombia se podría planificar cualquier tipo de acción, incluso contra la misma Colombia", aseguró al insistir en que está convencido de que fueron los "jefes militares yanquis" los que dieron "luz verde" para el golpe en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya.

A su juicio, "la culpa es de Estados Unidos", porque el presidente Barack Obama "está desfigurándose y pulverizando su discurso" de la Cumbre de las Américas celebrada en abril pasado en Trinidad y Tobago, "en el que dijo que las cosas iban a cambiar".

Chávez cree que el "empeño del imperio yanqui de satanizar a Venezuela" también está detrás de las denuncias del Gobierno de Uribe sobre un presunto desvío de armas venezolanas hacia la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El Gobierno de Uribe se presta para esta absurda acusación de que estamos proveyendo de armas a la guerrilla colombiana, lo cual es una falta de respeto y es un golpe muy duro para que los gobiernos puedan llevar relaciones normales, buenas. No hay confianza", lamentó el mandatario.

El gobernante venezolano reiteró este domingo que mantiene "congeladas" las relaciones con Colombia, pese a haber ordenado el viernes el retorno a Bogotá del embajador Gustavo Márquez.

Además, suspendió un convenio de suministro de combustible subsidiado al país vecino y denunció una "incursión militar" colombiana en Venezuela, que fue negada posteriormente por el Ministerio de Exteriores de Colombia.

Sobre las reuniones que ha mantenido en los últimos días en Caracas con varios políticos colombianos, entre ellos el ex presidente Ernesto Samper y la senadora opositora Piedad Córdoba, Chávez las calificó como útiles dada la situación, "que amenaza con tensionarse más".

Más noticias de Política y Sociedad