Público
Público

Los chilenos, ante su mayor dilema electoral en 20 años

Reuters

Las elecciones presidenciales del domingo el Chile prometen ser reñidas. En ellas, el magnate opositor de la derecha Sebastián Piñera llega con una muy estrecha ventaja frente al candidato oficialista Eduardo Frei.

Después de que ninguno de los candidatos de la primera vuelta consiguiera el 50 por ciento más uno de los sufragios, Piñera y Frei pasaron a la segunda vuelta, calificada por los analistas como la más dura batalla para el pacto oficialista en el poder desde 1990.

A continuación, escenarios probables ya sea que triunfe Piñera o Frei.

PIÑERA TRIUNFA, CRISIS EN LA CENTROIZQUIERDA

* En caso de vencer, Piñera será el primer presidente de la derecha elegido en medio siglo en Chile y pondría fin a dos décadas de gobiernos de la coalición de centroizquierda Concertación.

* Un triunfo de Piñera podría provocar una crisis profunda en el interior de la Concertación, acompañada de una catarsis y conflictos entre sus partidos. Incluso, algunos analistas ven hasta una ruptura definitiva del bloque, pero otros apuntan más bien a una reformulación del conglomerado.

* Piñera debería poner a prueba su reconocida capacidad para negociar, ahora en el ámbito legislativo, ya que si llega al palacio presidencial se enfrentará a un Congreso más fragmentado y a un Senado dominado por la centroizquierda.

* Favorecido por una esperada recuperación de la economía tras la recesión en que cayó el país el año pasado, Piñera podría enfrentarse a mayores demandas laborales del sector público, aunque también debería lidiar con los poderosos sindicatos del rubro minero, forestal y minorista.

* El equipo de Piñera planteó la posibilidad de una apertura de un 20 por ciento de la propiedad de la estatal Codelco, la mayor productora de cobre en el mundo. No obstante, el candidato ha asegurado que no ha mencionado ese plan.

* Una victoria del empresario podría impulsar un avance de la bolsa local. Además, Piñera debería refrendar antes del 11 de marzo su compromiso asumido en la campaña de vender el 27 por ciento de las acciones que posee en la firma chilena LAN, una de las mayores aerolíneas de América Latina.

FREI GANA, EL OFICIALISMO RESUCITA

* Si Frei gana, el bloque oficialista de centroizquierda saldría fortalecido tras las disputas internas de sus partidos. Los analistas dicen que se trataría de un "segundo aire" para un conglomerado que dio prosperidad económica y desarrollo social, pero en los últimos años ha sufrido divisiones y desgaste.

* Un papel clave tendrá el ex candidato independiente Marco Enríquez-Ominami, quien dijo que votará por Frei y que según analistas tratará de asumir un papel de liderazgo en la centroizquierda con miras a la elección presidencial de 2014.

* La coalición de derecha sumaría su quinta derrota consecutiva en su intento por llegar al sillón presidencial desde el retorno a la democracia en 1990, lo que podría abrir una crisis en el interior de sus partidos o una profunda revisión de su línea programática.

* Frei continuaría con las políticas económicas de los gobiernos previos, marcada por una fuerte apertura al mercado y por la presencia del Estado en áreas de supervisión clave.

* En los primeros meses de su eventual Gobierno, Frei plantearía una reforma tributaria orientada a subir la recaudación en un 1 por ciento del PIB para ampliar el sistema de protección social, junto al rediseño de unas regalías que se aplican a la minería del cobre, principal exportación del país.

* El abanderado oficialista se enfrentaría a un Congreso más fragmentado y a una Cámara de Diputados dominada estrechamente por la derecha opositora, lo que podría ser una dificultad a la hora de materializar algunos de sus anuncios prometidos en su campaña.

* Bajo un eventual gobierno de Frei podría avanzar la idea sobre el uso de la energía nuclear.

Más noticias de Política y Sociedad