Público
Público

China contempla el eclipse anular de Sol más largo del milenio

La franja de sombra tiene 300 kilómetros de ancho

La franja de sombra anular del eclipse, de 300 kilómetros de ancho, atravesó las provincias de Yunnan (al sureste del "techo del mundo"), Sichuan, Chongqing, Guizhou, Shaanxi, Hunan, Hubei, Henan, Anhui, y Jiangsu, para acabar en la península de Jiadong (Shandong, noreste).

En zonas cercanas al norte y al sur de la franja se encuentran las ciudades más importantes del país, como Pekín o Shanghái, el principal puerto chino, donde en el momento de mayor ocultación la luna formó casi un anillo completo al tapar hasta el 80 por ciento del disco solar.

A las 16.37 hora local (8.37 horas GMT) la sombra del satélite lunar se vio completamente dentro del disco solar desde la frontera con Birmania.

Ese momento álgido, con el anillo completo, pudo ser visto a lo largo del país hasta las 16.59 hora local (8.59 horas GMT), cuando, coincidiendo con el atardecer, poco antes de la puesta de sol, la sombra de la luna empezó a salir del disco solar en el cielo de la costa de la península de Jiaodong, a orillas del Mar Amarillo.

La caída de la noche hizo que éste fuera el último lugar en tierra firme desde donde pudo ser contemplado este eclipse, el más largo de tipo anular que se verá en la Tierra hasta el 23 de diciembre de 3043, ya que en su punto de mayor duración, en aguas del Océano Índico, el anillo de luz duró 11 minutos y 8 segundos.

En territorio chino, el punto de mayor duración del anillo solar, en la ciudad de Ruili (provincia de Yunnan, sur), duró en esta ocasión 8 minutos y 17 segundos.

China también fue un lugar privilegiado para admirar el eclipse total de sol más largo del siglo XXI, el pasado 22 de julio, que fue de seis minutos y 39 segundos en su punto de mayor duración, en el Mar del Japón, y de cinco minutos y 56 segundos donde más duró desde tierra firme, en la isla china de Yangshan, en la costa de Shanghái.

Hoy en el gigante asiático "muchos astrónomos aficionados han pedido el día libre y se han gastado un montón de dinero para ver el eclipse", afirmó Lin Qing, del Observatorio Astronómico de Sheshan, en Shanghái, a la agencia oficial Xinhua, desde Dali, en Yunnan.

Lin encabeza un grupo de cientos de personas, que han hecho que hoy los hoteles de la turística ciudad sureña estén casi completos.

Más noticias de Política y Sociedad