Público
Público

China intensificó las medidas contra los disidentes con Obama en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno chino intensificó el control y detención de disidentes durante la visita a China hasta hoy del presidente de EEUU, Barack Obama, según anunciaron distintas Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

La ONG Human Rights in China (HRIC) informó hoy en un comunicado de que Julie Harms, ciudadana estadounidense, fue detenida ayer, martes, frente a la embajada de EEUU en Pekín, cuando intentaba entregar una carta de petición de ayuda a Obama, por la que considera "injusta" detención de su pareja el pasado junio.

Por otra parte, Chinese Human Rights Defenders (CHRD) informó de la detención de Zhao Lianhai, padre de uno de los 300.000 niños envenenados (cuatro de ellos murieron) con leche adulterada con melamina en toda China y portavoz de otras familias afectadas, que en 2009 llevó a cabo una fuerte campaña para denunciar la situación.

Además, la ONG aseguró que en la noche del 16 de noviembre, con Obama ya en Pekín, 90 peticionarios viajaron desde Shanghai a la capital china para protestar por la demolición de sus casas con motivo de la Exposición Universal de 2010.

Según la misma fuente, 42 personas del grupo fueron detenidas y posteriormente trasladadas a "cárceles negras".

La ONG Human Rights Watch (HRW) hizo público la semana pasada un detallado estudio de la existencia de una red de cárceles ilegales o "negras" en China donde se confina y tortura a quienes denuncian a las autoridades o "peticionarios".

Después de la publicación del informe, el Gobierno chino volvió a negar su existencia.

La "petición" es un recurso legal creado en la época imperial, al que se acogen campesinos que llegan a Pekín y a otras capitales de provincia en busca de justicia, tras ser víctimas de las autoridades locales por abusos tales como expropiación ilegal de tierras, corrupción o torturas.

Los peticionarios están siendo perseguidos cada vez con mayor dureza, debido en parte a los grandes acontecimientos que se suceden en la capital china, cuando intentan acercarse a los líderes para exigir justicia, según las ONG defensoras de los derechos humanos.

Los activistas aprovecharon la estancia de Obama en China para recordar que la tercera potencia económica del mundo ejerce la censura, encarcela a abogados, escritores, activistas de Internet, religiosos, persigue grupos civiles y es responsable de desapariciones y cárceles ilegales.

Obama, durante su reunión bilateral con su homólogo chino, Hu Jintao, dijo que "los derechos universales deben ser accesibles a todos los seres humanos y todas las minorías".

"El tema de los derechos humanos será abordado por EEUU y China, pronto, el año que viene", sentenció ayer ante la prensa el viceministro chino de Asuntos Exteriores, He Yafei.

El presidente de EEUU viajará hoy a Corea del Sur en su última etapa de su gira asiática.

Más noticias en Política y Sociedad