Público
Público

China preservará los tramos más antiguos de la Gran Muralla

EFE

Los arqueólogos chinos llevan meses midiendo y localizando los tramos más antiguos de la Gran Muralla, construidos hace 2.780 años, con el fin de iniciar las labores de renovación, informó hoy la prensa china.

Las secciones más antiguas de la fortificación datan entre el 770 y el 476 a.C., del periodo del estado de Qi, por lo que los arqueólogos la denominan la Gran Muralla de Qi.

Después de siete meses de investigaciones, los científicos han llegado a la conclusión de que el tramo más antiguo mide 620 kilómetros de longitud y transcurre desde Jinan, capital de la provincia oriental de Shandong, hasta Qingdao, la ciudad costera de esa misma provincia.

Según señaló el arqueólogo Li Zhenguang a la agencia de noticias Xinhua, el resultado de sus investigaciones será la base para la preservación de ese tramo de muralla, que ha sufrido constantes daños por parte de los residentes locales.

Una vez identificada la longitud y localización de toda la Gran Muralla, se podrá establecer un sistema para pedir responsabilidades a los gobiernos locales en casos de vandalismo, explicó Li.

La investigación forma parte del plan de preservación de la Gran Muralla puesto en marcha por la Administración Estatal de Patrimonio Cultural.

Según esta agencia gubernamental, los conocimientos que se tienen sobre la Gran Muralla son muy limitados en muchos tramos, por lo que es necesario explorar más para elaborar una base de datos completa de cara a su preservación.