Público
Público

China prosigue la detención de disidentes por la "revolución jazmín"

EFE

La policía china continúa la detención de decenas de disidentes ante las repetidas convocatorias a lo que se ha llamado la "revolución jazmín", inspirada en la tunecina, y a pesar de su falta de repercusión, informaron hoy diversas ONG.

Desde la tercera convocatoria, el pasado domingo, la policía ha acosado y detenido a disidentes en todo el país, informa el grupo Chinese Human Rights Defenders (CHRD), que ha verificado más de una decena de casos.

En la ciudad de Hangzhou (este), la policía ha detenido a los activistas demócratas Zhu Yufu y Wei Shuishan, a quienes además se les han confiscado ordenadores y otros materiales, y mantienen bajo detención "blanda" a otra docena de disidentes.

En la provincia de Guizhou (suroeste), el opositor Mo Jiangang fue detenido el pasado 6 de marzo y la ONG desconoce su paradero.

CHRD informa además del arresto de numerosos activistas en Hebei, la provincia colindante con Pekín, como Zhuo Yougui y Wu Huaying, entre la decena de individuos que han sufrido "detención penal" en relación con los llamamientos a celebrar la "revolución jazmín".

A estos últimos arrestos hay que sumar los que se han registrado en las últimas semanas desde que empezaron a aparecer las convocatorias anónimas en la web de derechos humanos Boxun, alojada en EEUU, para protestar en trece ciudades pidiendo democracia.

Desde el 23 de febrero, cuando el llamamiento consiguió reunir a menos de un centenar de manifestantes en Pekín y tres veces más policía y periodistas, la organización Human Rights in China (HRIC) ha documentado numerosos ataques contra activistas, abogados y periodistas extranjeros, en algunos casos con violencia.

HRIC ha difundido información sobre más de veinte detenciones y agresiones, según informa en un comunicado, a pesar de que en las siguientes convocatorias a la "protesta" no se ha detectado presencia de manifestantes, algo difícil de calcular porque los organizadores instan a "pasear" por las zonas indicadas.

Estos incidentes coinciden con la celebración de las dos semanas de plenario de los poderes legislativo y consultivo chino, que siempre acarrean cientos de detenciones en Pekín para evitar que los descontentos se acerquen a los delegados a pedir justicia.

En este sentido, CHRD asegura que desde el 5 de marzo más de 500 "peticionarios" fueron retenidos y enviados de regreso a Shanghái después de que éstos llegaran a la capital china.

Una de ellas, de nombre Gao Liping, sufre fractura de cóccix y recibe tratamiento en Pekín tras haber sido víctima de una brutal paliza por parte de un grupo de "interceptores" que obligaron a ella y a su familia a introducirse en un vehículo tras su llegada a la capital china.

Más noticias de Política y Sociedad