Público
Público

Christopher Ross aborda con dirigentes saharauis las vías para desbloquear la negociación

EFE

El enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, trató hoy con los dirigentes saharauis la forma de desbloquear las negociaciones directas entre el Frente Polisario y Marruecos auspiciadas por Naciones Unidas, que se encuentran en suspenso desde hace más de un año.

En su segunda visita a los campamentos de refugiados dentro de su gira por la región, que comenzó el miércoles en Argel, Ross propuso a los responsables saharauis celebrar una serie de encuentros preliminares con Marruecos en Austria con vistas al relanzamiento de las negociaciones, indicaron a EFE fuentes diplomáticas.

Los contactos en ese país europeo servirían para intentar acercar las posiciones de forma que se pueda conseguir algún avance en la quinta ronda de negociaciones y que ésta no se cierre sin apenas resultados, como sucedió en las cuatro anteriores citas en Manhaset, cerca de Nueva York, señalaron las fuentes.

La quinta ronda de negociaciones parece haberse convertido en clave para la evolución del conflicto, según fuentes saharauis, que recordaron que el último congreso del Frente Polisario en diciembre de 2007 fijó un plazo máximo de tres años a la actual dirección para evaluar los resultados de las conversaciones y actuar en consecuencia.

En caso de que las negociaciones auspiciadas por la ONU fracasen, varios dirigentes saharauis han advertido en los últimos meses de que no quedaría otro camino que la vuelta a las armas.

El embajador en Argel, Brahim Ghali, declaró hace unos días que la paciencia de los saharauis "ha llegado al límite" y afirmó que la quinta ronda de negociaciones "será decisiva y deberá determinar la suerte final del conflicto, que evolucionará hacia la resolución o tomará el camino contrario, que es el de la escalada".

La prensa argelina ensalzó hoy las declaraciones de Ross tras entrevistarse el miércoles con el presidente del país, Abdelaziz Buteflika, en las que afirmó que la búsqueda de una solución al conflicto va "por el buen camino para pasar a la próxima etapa".

El diario "El Watan" hablaba en portada de una "oportunidad para la paz en la región" y destacó que el nuevo enviado se encuentra "muy lejos del alineamiento sin reservas con las tesis marroquíes de su predecesor, Peter Van Walsum".

Al igual que los saharauis, los argelinos han depositado ciertas esperanzas en el nombramiento de Ross el pasado enero, así como en la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos.

El primer ministro de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Abdelkader Taleb Omar, dijo hoy a EFE que el anterior enviado "se había descalificado a sí mismo", mientras que Ross mantiene una postura "en principio más acorde con la legalidad internacional" y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el Sahara Occidental.

Taleb Omar consideró asimismo que se aprecian diferencias en la posición de EEUU desde la llegada de Obama, que "apoya los esfuerzos del nuevo mediador" frente al "claro apoyo a la posición marroquí" de la administración de George Bush.

Sin embargo, recalcó que "la parte marroquí sigue bloqueando cualquier avance con condiciones ilógicas" y advirtió de que la paralización del proceso "pesa mucho sobre la población saharaui, cuya paciencia se agota".

Ross se reunió esta tarde con el presidente del Parlamento saharaui y jefe de la delegación negociadora en Manhaset, Mahfud Ali Beiba, así como con el ministro de Exteriores de la RASD, Mohamed Ould Salek, el de Defensa, Lamine el Buhali, y con los responsables de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

Los dirigentes de la RASD plantearon a Ross la necesidad de que se cumplan las resoluciones de la ONU sobre el referéndum y demandaron que la MINURSO se ocupe asimismo de la situación de los derechos humanos en los territorios bajo control marroquí.

"La situación de los derechos humanos en los territorios ocupados es esencial para crear un buen ambiente para las negociaciones", afirmó el primer ministro.

El presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, y Taleb Omar ofrecerán esta noche una cena en los campos de refugiados al diplomático estadounidense, que mañana seguirá viaje rumbo a Mauritania, próxima etapa de su gira por la región, que concluirá el fin de semana en Marruecos.

Más noticias de Política y Sociedad