Público
Público

CiU pedirá devolución de los Presupuestos y zanja la negociación con el PSOE

EFE

El grupo parlamentario de CiU dijo hoy que presentará una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010 y da por cerrada la ronda de negociación con el PSOE, ya que "no son unos Presupuestos para crear ocupación, sino para fastidiar la generación de empleo".

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, dijo tras su reunión de esta tarde con el portavoz del grupo socialista, José Antonio Alonso, que "no tiene sentido continuar hablando" cuando no hay "coincidencia", ni en las partidas de ingresos ni en las de los gastos.

Durán i Lleida avanzó que CiU no agotará el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad que finaliza el próximo viernes y que pedirá "la devolución de los Presupuestos" porque, entre otros puntos, "no comparte las previsiones macroeconómicas" del Gobierno.

Criticó el aumento del IVA, porque afectará a las clases medias y de manera "muy negativa" al consumo, y dijo que aunque "aparentemente" el Gobierno aumenta los impuestos a las rentas de capital, estas medidas "no son las adecuadas para crear ocupación".

Asimismo, mostró su desacuerdo con las partidas del gasto social y estimó que se dedica "mucho dinero a políticas pasivas y subsidios, y no a políticas activas, que ayuden a disminuir el paro".

En el mismo capítulo de gastos, también criticó la reducción del presupuesto en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y el dirigido a la inversión pública de infraestructuras.

Según Durán i Lleida, el Estado "debe suplir la falta de iniciativa privada".

A todo ello, añadió que los próximos Presupuestos de 2010 no contienen los 650 millones de euros que el Estado se comprometió a invertir en Cataluña.

De esta forma, Durán i Lleida dio por "cerrada" la ronda negociadora con el PSOE y explicó que tampoco "ha cabido ningún tipo de oferta socialista" para cambiar la decisión de CiU sobre la presentación de la enmienda a la totalidad, ya que las posturas "estaban muy decididas, y la negociación no ha dado pie a ningún tipo de cambalache".

Más noticias de Política y Sociedad