Público
Público

Clara Usón retrata en "Perseguidoras" a tres hermanas que buscan la felicidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 19 sep (EFE).- "Perseguidoras", la nueva novela de la escritora Clara Usón (Barcelona, 1961), es una profunda y divertida reflexión sobre la vida de tres hermanas, muy distintas entre sí, pero que buscan la felicidad sin perder nunca la esperanza.

Publicada por Alfaguara, Usón ha querido contar en su cuarta novela "una historia del mundo contemporáneo", como un homenaje al drama "Las tres hermanas", del autor ruso Anton Chéjov, su "autor fetiche", y "héroe literario particular".

En la portada de "Perseguidoras", una mujer se sumerge en el agua, lo que retrata la filosofía del libro, "la huida o búsqueda de algo", afirmó Clara Usón a Efe.

Las hermanas Manera, -Ana, Maite y Alicia-, "huyen de la normalidad asfixiante que comienza en la calle de las Carolinas, en el barrio de Gracia, y buscan una vida digna de ser vivida".

El amor y el odio, la rivalidad y la complicidad que siempre se dan entre hermanas marca el ritmo del libro. Maite es esquizofrénica, Alicia intenta sin éxito dejar las drogas, y Ana, abogada y actriz frustrada, carga a sus espaldas el peso de ordenar la vida de toda la familia, ocupándose también de su madre y de su sobrino.

Parte de las vivencias de Clara Usón quedan reflejados en sus personajes femeninos, pues trabajó como abogada más de veinte años, los mismos que le costó salir del mundo de la drogadicción gracias a su vocación de escritora.

La autora, que no quiere "saber nunca nada más de drogas", pinta en la compleja Alicia, la más guapa de las hermanas Manera, la difícil lucha por dejar la drogadicción.

La escritora, que en la actualidad compagina su trabajo literario con el de traductora, reconoce que conoció en un centro de desintoxicación a una mujer que, al igual que Alicia cuando tiene a su hijo, "ella no anhelaba ser madre, sólo dejar de ser adicta".

Para crear a Maite y sus voces interiores, Clara Usón se documentó durante los dos años y medio que trabajó en el libro. "Siempre me ha interesado leer sobre la enfermedad de la esquizofrenia", y Maite "es el personaje que más me ha costado crear, incluso repetí varias veces sus capítulos".

Por su parte, Ana, que con una vida tremendamente normal es la protagonista del libro, "marca el orden" dentro del caos familiar, en el que no faltan lágrimas y sonrisas.

La tía Conchita, "esa tía comodín", tiene también un gran papel en el libro, al igual que Diego quien, teniendo sólo seis años, demuestra más sensatez que sus tías.

Clara Usón, aunque "huye de libros moralistas", denuncia también con ironía en "Perseguidoras" la supremacía de "la lucha por facturar" en los bufetes de abogados o el cambio que se ha producido en la vida que implica que "las personas mayores sobran".

Al igual que en sus novelas anteriores, en "Perseguidoras" pasan muchas cosas", pues Usón no quiere que "el lector se aburra y deje el libro por la televisión o el i-Pod".

Más noticias en Política y Sociedad