Público
Público

Colectivos cristianos denuncian a una Iglesia obsesionada por obtener poder y control

Dice que los obispos españoles reprimen la crítica y la disidencia y les acusa de ignorar al pueblo cristiano, discriminar a la mujer y de defender "estatutos de privilegio en nombre de unos Acuerdos, casi clandestinos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El colectivo Redes Cristianas considera que en la Iglesia católica existe una minoría que está empeñada en una 'nada edificante carrera' por el poder y el control, a pesar de que junto a ellos una gran mayoría intenta seguir el evangelio desde el servicio humilde y samaritano.

En el comunicado final de la I Asamblea del colectivo, que han venido celebrado a lo largo del pasado fin de semana, Redes Cristianas dice a los obispos españoles que se han 'enseñoreado del pensamiento' en la Iglesia reprimiendo duramente toda crítica y disidencia 'con lo que llaman' la doctrina social de la institución.

Les acusa de ignorar al pueblo cristiano y discriminar a la mujer, de romper la comunión en la Iglesia y de defender en el seno de la sociedad 'estatutos de privilegio en nombre de unos Acuerdos, casi clandestinos' que 'fueron arrancados en momentos de gran debilidad de la sociedad civil, al margen de la misma Constitución Española'.

Redes Cristianas dice asimismo que enrojece de vergüenza ajena viendo a los jerarcas 'disfrazados de rojo y en manifestaciones antipopulares'.

El colectivo critica también una Iglesia formalista y cumplidora en las normas, marcada por la seguridad, el orden y la disciplina, sin pensar más allá de ella misma, defendiendo una legalidad 'que raya frecuentemente con la injusticia'.

Las comunidades cristianas ponen como ejemplo al respecto la postura de la Iglesia ante la enseñanza religiosa 'que se financia con fondos públicos y no sirve justamente para todos'; así como la discriminación a las distintas formas de familia fuera de la tradicional.

Redes Cristianas critica también la defensa 'en público' por la Iglesia de una 'filosofía y una ética del comienzo y final de la vida, de las prácticas de la sexualidad y de control de natalidad que en privado' ni la propia Iglesia practica, así como el intento de 'casar' a Dios con el dinero.

El colectivo afirma que 'la lucha por la globalización de la dignidad humana ya está en marcha' y que 'una nueva espiritualidad está emergiendo', y cree que 'los temas de identidad' están impidiendo a las personas encontrarse en la sociedad y en la vida, y que 'la religión, los credos' las separan de 'los márgenes, de los pobres'.

El colectivo, que al cierre de su asamblea ayer realizó una concentración de apoyo a la inmigración bajo el lema 'Globalicemos la dignidad humana', recuerda que este 'es un fenómeno complejo, con implicaciones económicas, sociales y culturales; pero es también una situación humana que requiere medidas inmediatas de justicia'.

Denuncia que 'las empresas multinacionales del Norte recuperan cinco veces más de lo que nuestros Gobiernos donan al Sur' y que 'la Unión Europea cierra sus fronteras a los inmigrantes sin cualificación'.

Redes Cristianas pide a las distintas administraciones que creen 'las condiciones necesarias para que los inmigrantes sean de verdad ciudadanos con todos los derechos'.

El colectivo muestra también su oposición a las proposiciones de ley que 'se están preparando en el Congreso y en el Senado y que -dicen- pretenden criminalizar a los inmigrantes no documentados'.

Más noticias en Política y Sociedad