Público
Público

Los colegiados crítican al director de arbitraje de la ACB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tapón del belga Axel Hervelle al estadounidense Luke Recker en el iurbentia Bilbao-Real Madrid del domingo pasado, que supuso la victoria madridista por 78-79, ha destapado un profundo malestar entre el colectivo arbitral de la ACB y su director de arbitraje, Valentí Junyent, según informó a EFE la Asociación Española de Árbitros de Baloncesto (AEAB).

El tapón del jugador madridista, décimas antes de la bocina final, fue considerado legal, pero Junyent señaló en una nota oficial publicada en la página web de la ACB que "la canasta debía haber sido válida". Es decir, que el iurbentia Bilbao debía haber sumado la canasta taponada por Hervelle.

Esta nota ha acabado con la paciencia de los árbitros. Jesús León Arencibia, representante de la AEAB, indicó a EFE que "una situación como esta, en la que se emite una nota para decir que los árbitros se han equivocado, ha creado mucho malestar. Además, la Liga está en una fase decisiva".

"Entendemos que ya está bien. Todas las responsabilidades se dirigen siempre hacia los mismos. Es un error humano. Además hay medios para evitarlo. ¿Por qué la ACB no dota de los medios técnicos necesarios para evitarlos?. Son situaciones muy rápidas y puede existir el error humano. Sin embargo, con medios técnicos es subsanable", añadió a EFE Arencibia.

El portavoz del colectivo aseguró que achacar situaciones así a los árbitros "supone que otros, que tienen otro tipo de responsabilidades, las eludan. No me clasifico para el play-off por un error arbitral, y bajo por un error arbitral. Es una competición que dura muchos meses.

"Lo que queremos transmitir es que no estamos muy satisfechos con esa nota. La cuerda siempre se rompe por el mismo sitio. Hemos callado una serie de circunstancias que no debían salir a la luz pública porque no queríamos darle excesiva importancia, pero han ocurrido acontecimientos graves", denunció el ex colegiado.

Arencibia, que ha dirigido un escrito a la ACB para manifestar la posición de los árbitros, también rechazó la existencia de "una persecución encarnizada y personalizada contra alguno de los miembros del colectivo".