Público
Público

Colonial confirma el interés de GE pero precisa que la iniciativa no ha sido negociada

EFE

Colonial confirmó hoy la intención de General Electric Real Estate Iberia, filial inmobiliaria del grupo estadounidense, de lanzar una opa por el cien por cien del capital de esta inmobiliaria, aproximación que "no ha sido solicitada ni negociada con la compañía".

Colonial explicó hoy en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha recibido "formalmente" una carta de General Electric Real Estate Iberia en la que manifiesta "su interés en aras a valorar la posibilidad de realizar una oferta sobre la totalidad del capital social y derecho a voto de Colonial".

El Consejo de Administración de Colonial tratará en su reunión de mañana la "aproximación" de GE.

A pesar de que la iniciativa no ha sido "solicitada ni negociada", fuentes de Colonial indicaron que una eventual oferta de GE no tendría por qué considerarse hostil. Desde la multinacional estadounidense declinaron hacer comentarios al respecto.

La oferta estaría sujeta a la previa realización de un "due diligence" (auditoría legal y financiera), habitual en este tipo de operaciones, y a la obtención de las aprobaciones internas y de sus órganos de dirección.

Esta aproximación de GE sobre la compañía presidida por Mariano de Miguel se produce en un momento en el que la cotización de la inmobiliaria está en mínimos (1,55 al cierre de la sesión), después del desplome sufrido en las últimas sesiones de 2007, que provocó la salida del Consejo de Administración del hasta entonces presidente, Luis Portillo, y de los demás accionistas de referencia.

En aquel momento, los principales accionistas de Colonial decidieron desvincularse del órgano de gobierno de la compañía y traspasar su gestión a personas que no fueran accionistas relevantes para que no fueran sospechosos de defender sus propios intereses.

Desde ese momento, en el mercado se ha especulado con la posibilidad de que Portillo o algunos de los otros accionistas vendiera su participación en la inmobiliaria, algo que ninguno de ellos ha confirmado.

En este sentido, el presidente y consejero delegado de Colonial, Mariano Miguel, aseguró recientemente que desconocía las intenciones de Portillo (primer accionista de la compañía con el 39,74 por ciento del capital) y negó que existiera un pacto de los principales accionistas para no vender sus participaciones.

Asimismo, Miguel defendió que la crisis de la cotización nada tuvo que ver con la situación financiera y patrimonial de Colonial, sino que fue consecuencia de la presión vendedora que generó la ejecución de instrumentos financieros ligados a acciones de la inmobiliaria.

Además de GE, también la francesa Gecina (controlada ahora por el ex presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y su socio Bautista Soler) ha mostrado su interés por una posible integración con Colonial, aunque por esta parte no existe de momento ningún proyecto concreto.

Más noticias de Política y Sociedad