Público
Público

El Coloso irá a una muestra de Julià

El Prado podría ceder la obra descatalogada de Goya a la primera exposición retrospectiva sobre su discípulo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La palabra de Manuela Mena, jefa de conservación de pintura del siglo XVIII del Museo del Prado, consiguió derribar a El Coloso, uno de los iconos de la pintura española. Su estudio de enero afirmó que la obra no pertenecía al artista zaragozano, sino a uno de sus discípulos, el valenciano Ansensi Julià. Y como prueba aludía a la falta de calidad del cuadro.

Varios expertos han criticado al hilo del estudio presentado para confirmar la descatalogación la escasez de rigor científico con que se analizó la obra ,que ahora podría pasar a formar parte de una exposición que se está preparando en Valencia sobre Ansensi Julià para 2010. 'Estamos hablando para lograr una cesión por parte de El Prado', comenta a Público su comisario, el Vicerrector de Cultura de la Universidad de Valencia, Rafael Gil.

De momento, el museo no atribuye la obra a Julià ni a Goya, si no a un artista 'por determinar'. Gil ve en esta exposición una buena oportunidad para comparar la obra de Julià con El Coloso y llegar a conclusiones. 'En ningún momento pidieron obra de Julià al museo de Bellas Artes de Valencia para ver su estilo y tratar de identificar rasgos comunes. Al contrario, se comparó el cuadro con otras pinturas de Goya que nada tenían que ver en temática o formato. El dictamen del estudio hubiera sido distinto si hubieran lo comparado con Las Pinturas Negras'.

Gil es experto en la figura y obra del pintor valenciano desde hace más de 20 años. Para él, lo que resulta indignante es que se haya cuestionado El Coloso para justificar la nueva atribución de autoría. 'No entiendo que un cuadro que estaba tan bien considerado como para moverlo fuera de nuestras fronteras en muestras como la que se organizó en Tokio en 2005, ahora pase a ser una obra menor, simplemente porque duden de que Goya la pintara', apunta.

Gil recuerda que se atribuyen unas 400 obras al pintor zaragozano, 'es muy difícil que las pintara él todas'. Como era habitual en la época, Goya tenía un taller con discípulos que le ayudaban en sus proyectos. Julià fue uno de sus predilectos, el encargado de copiar algunas de sus piezas.

'No me parece mal que se cuestione la autoría, pero no estoy de acuerdo con el método, debería de seguirse uno más científico y, sobre todo, no debería de descalificarse una obra emblemática de nuestra pintura simplemente, porque se descubra que es de otro autor, por mucho que ese autor esté considerado como un pintor menor', apunta Gil.

Y del pintor menor empieza a aflorar la venta de obra de coleccionistas privados. 'Todo esto no ha hecho más que beneficiar al autor admite Rafael Gil, porque salen piezas suyas a subasta, se habla de él e incluso consigue una exposición en solitario que no sólo estará en Valencia. Ya se negocian itinerancias a otras ciudades como Zaragoza'.

Pero, mala suerte, la crisis tampoco ayuda al despunte comercial de un autor recién aparecido 200 años después. 'Ayer mismo presentamos una obra que ha comprado la Generalitat de València por poco menos de 12.000 euros, un precio muy moderado. Aunque se saquen piezas de Julià, de momento no parece que vayan a alcanzar cifras importantes', en opinión de Gil, aunque admite que esto puede cambiar si la exposición llega a museos de renombre como El Prado.

Lo que sorprende al Vicerrector de Cultura del Universidad de Valencia es el romanticismo de muchos expertos y aficionados en torno a El Coloso, que se ha traducido en una fuerte polémica con el cambio de atribución de la autoría. Según Gil 'hay un sentimiento de pérdida para algunos, pero tenemos que pasar el duelo. La figura de Goya aún es poco conocida, hay mucha leyenda a su alrededor. Lo importante es que, sea de quién sea el cuadro, no se pierda el reconocimiento a la calidad de El Coloso, que sigue intacta', a pesar de que Manuela Mena lo calificara de 'chapuza' en la primera rueda de prensa.

Más noticias en Política y Sociedad