Público
Público

Comenzó la gala de clausura del 61 Festival de Cannes

EFE

La gala de clausura del 61 Festival de Cannes comenzó hoy con la llegada al escenario del Gran Teatro Lumières del maestro de ceremonias, el actor, director, productor, escritor y periodista Edouard Baer.

Baer evocó los "formidables filmes" proyectados en Cannes y subrayó el interés de "ser bilingüe en ciertas profesiones" y comenzó "la parte más oficial" del acto con la presentación de los diferentes jurados del certamen, el de la Palma de Oro, el de la Cinefondatión y el cortometraje y el de la Cámara de Oro.

Entre los artistas que entraron en el Palacio de los Festivales para asistir a la gala, aquellos que con muchas probabilidades siguen en Cannes para recibir en mano alguno de los premios de la noche, pudo verse al actor puertorriqueño Benicio del Toro, protagonista de "Che", de Steven Soderbergh.

"Encantado de estar aquí", en el "mejor festival de cine del mundo", el nuevo Che recordó al canal TeleFestival que las películas "no se hacen solas", sino en equipo, y dijo estar ahí en representación del que trabajó en el inmenso fresco de Soderbergh sobre la vida del guerrillero argentino.

Visiblemente felices también de estar allí, pudo verse al director argentino Pablo Trapero y a su esposa y protagonista de "Leonera", Martina Gusman.

No menos sonrientes que el director italiano Mateo Garrone, autor de "Gomorra", contundente visión de la mafia inspirada en la novela de Roberto Saviano, amenazado de muerte desde que la escribió; y su compatriota Paolo Sorrentino, director de "Il Divo", acompañado del protagonista de su película, Tony Servillo, igualmente actor en "Gomorra"

Los fotógrafos de todo el mundo apostados a ambos lados de la alfombra roja pudieron captar, igualmente, la presencia del director brasileño Walter Salles y Daniela Thomas, codirectores de "Linha de passe", película sobre la trepidante ciudad de Sao Paulo y cuatro hermanos que luchan en ella por sobrevivir.

El equipo entero de "Entre les murs", del director francés Laurent Cantet, fue uno de los primeros en llegar a las escaleras del Festival al frente de una película que habla de cuestiones tan candentes en Francia como la inmigración y la integración de los hijos de los inmigrantes en las escuelas, temas muy apreciados en el jurado, como lo hicieron saber a la prensa al inicio del Festival.

También pisaron el tapiz rojo los hermanos Dardenne, con dos Palmas de Oro ya en su haber, acompañados de la actriz albanesa Arta Dobroshi, protagonista de "El silencio de Lorna", donde la inmigrante a la que da vida está dispuesta a todo para instalarse confortablemente en Bélgica.

Además de los potenciales galardonados, los protagonistas de la gala fueron también y por supuesto los miembros del jurado, presidido por Sean Penn.

El actor y director estadounidense compartió reflexiones con sus colegas Alfonso Cuarón, de México; Marjane Satrapi, de Irán; Sergio Casttellito, de Italia; Rachid Bouchareb, de Francia; y Apichatpong Weerasethakul, de Tailandia; y las actrices Natalie Portman (EEU), Alejandra María Lara (Alemania) y Jeanne Balibar (Francia).

Más noticias de Política y Sociedad