Público
Público

Comienza en Alemania el juicio al guardia nazi John Demjanjuk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juicio contra el ex guardia nazi John Demjanjuk comenzó el lunes en Alemania, en medio de acusaciones de que colaboró en la muerte de 27.900 judíos en cámaras de gas de un campo de concentración en 1943.

Demjanjuk, de 89 años, entró en la sala en silla de ruedas y comenzó a mover el brazo en señal de dolor poco después del inicio de la sesión de la tarde. Los médicos tuvieron que darle una inyección, lo que provocó una demora de 30 minutos en el proceso.

La fiscalía cree que Demjanjuk, que ocupó el primer lugar en la lista de criminales de guerra más buscados del Centro Simon Wiesenthal, colaboró en los asesinatos en el campo de Sobibor, en la actual Polonia, donde murieron al menos 250.000 judíos.

Demjanjuk niega estar involucrado en el Holocausto y su familia insiste en que está demasiado débil para soportar el juicio.

Pero las víctimas del campo quieren justicia.

"La justicia tarda mucho tiempo. No intento vengarme de Demjanjuk. Él debe decir la verdad (...) Este día es importante porque es el último gran caso internacional en el que todos están interesados", dijo el demandante Thomas Blatt, cuya familia murió en el campo de concentración en 1943.

Efraim Zuroff, director de la Oficina de Israel del Centro Simon Wiesenthal, dijo a Reuters: "Éste es un buen día para Alemania, para la Justicia y para la gente que perdió seres queridos".

Pálido y envuelto en una manta, Demjanjuk mantuvo los ojos cerrados durante casi toda la sesión sin mostrar ninguna expresión. En la sesión de la tarde permaneció acostado en una cama de hospital.

Demjanjuk nació en Ucrania, combatió en el Ejército Rojo y fue capturado por los nazis, que lo reclutaron como guardia de campo de concentración. En 1951 emigró a Estados Unidos, donde se nacionalizó y trabajó en la industria automovilística.

En mayo fue extraditado desde Estados Unidos tras meses de batallas legales y desde entonces permanece encarcelado cerca de Múnich.

La fiscalía leerá los cargos en su contra el martes, cuando Demjanjuk, que podría ser sentenciado a cadena perpetua, tendrá oportunidad de responder.

DUDAS POR SU SALUD

La fiscalía mostrará al tribunal varios documentos, entre ellos uno para demostrar que estuvo en Sobibor, y llamarán a unos 20 testigos.

Demjanjuk ha admitido que estuvo en otros campos, pero niega haber estado en el campo polaco, que según los fiscales fue dirigido por entre 20 y 30 miembros de las SS y hasta 150 antiguos prisioneros de guerra soviéticos.

En las cámaras de gas de Sobibor, los judíos tardaban entre 20 y 30 minutos en morir tras inhalar una mezcla tóxica de monóxido y dióxido de carbono, según los fiscales, que aseguran que Demjanjuk estuvo ahí seis meses en 1943.

Sus abogados argumentan que fue un prisionero de guerra soviético cuya vida corrió peligro cuando fue reclutado por la SS y destacan que muchos otros oficiales nazis de alto rango quedaron en libertad.

John Demjanjuk Jr. dijo que la semana pasada su padre pasó cinco días en el hospital para ser sometido a varias pruebas y a una transfusión de sangre por una enfermedad en la médula espinal.

Pese a las protestas de su familia, los médicos le han considerado apto para el juicio, aunque las sesiones se limitarán a dos de 90 minutos diarios.

Su abogado, Günther Maull, afirmó que padece dolores constantes y que pasa por períodos de pérdidas de memoria.

La sesión de la tarde estuvo dominada por la información acerca de la salud de Demjanjuk. Un médico dijo que no había señales de demencia, mientras que otro dio detalles al tribunal sobre su enfermedad en la médula espinal.

Más noticias en Política y Sociedad