Público
Público

Comienza en París el juicio contra el ex jefe militar del ETA "Súsper"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal de lo Criminal de París inició hoy el juicio contra el que fue jefe del aparato militar de ETA Juan Ibón Fernández Iradi, "Súsper", y contra otros seis presuntos miembros de esa estructura, arrestados en diciembre de 2003 en el suroeste de Francia.

Fernández Iradi, que ya fue condenado en Francia en dos ocasiones en 2008, a penas de 30 y 15 años de cárcel respectivamente, debe responder en este nuevo proceso como responsable del aparato militar entre su huida de la comisaría de Bayona el 21 de diciembre de 2002 -dos días después de ser capturado por primera vez- y su segundo arresto casi un año más tarde.

Junto a "Súsper", de 37 años, se sientan en el banquillo en este juicio, que está previsto que se prolongue hasta la semana próxima, los otros dos presuntos miembros de la banda arrestados el 4 de diciembre de 2003 con él en Mont de Marsan, donde vivían en un piso franco.

Se trata de Patxi Abad Urkixo, "Illitx", de 34 años, y de la vascofrancesa Garazi Aldana, de 27 años, la única de los imputados que comparece libre, bajo control judicial.

También son juzgados los cuatro supuestos etarras que, gracias a esta primera operación, fueron capturados cinco días después en una casa de Lons, en las afueras de Pau, que según los elementos de la investigación había alquilado Aldana.

Se trata en particular de Gorka palacios Alday, "Andoni" o "Nagi" (35 años), presentado como el jefe de los comandos de ETA en ese momento, y quien más adelante será extraditado a España para que la Audiencia Nacional lo juzgue por un atentado mortal del comando "Madrid" en julio de 2001 perpetrado en la capital española.

Los otros tres son Juan Luis Rubenach Roig, "Txurdo" o "Irati" (46 años), José Miguel Almandoz Erviti, "Muniti" o "Kakas" (37 años) e Íñigo Vallejo Franco, "Zuri" o "Ganeko" (33 años), condenado en España en 2000 -tras darse a la fuga- por el incendio de un autobús en Basauri (Vizcaya) que causó graves lesiones a su conductor.

El Tribunal Especial de lo Criminal de París, compuesto íntegramente por magistrados profesionales, debe examinar en los próximos días un sumario que se nutre en buena medida de los elementos que se requisaron en Mont de Marsan y en Lons.

Esos elementos llevaron a la juez instructora, Laurence Le Vert, a inculparlos, entre otros, del cargo de tentativa de extorsión de fondos en banda organizada por el supuesto papel del aparato militar dirigido por Fernández Iradi y Palacios Alday, para conseguir el cobro del llamado "impuesto revolucionario" a empresarios.

Un centenar largo de empresarios "refractarios" a pagar a la banda terrorista aparecían en unos ficheros que se les requisaron, en los que se les clasificaba de acuerdo con las medidas de chantaje que ETA planeaba tomar contra ellos, y que podían ser, por ejemplo, un secuestro "exprés" o un atentado contra su persona, contra alguno de sus familiares o contra sus bienes.

"Súsper" ya había estado inculpado por extorsión en su último juicio en mayo del pasado año, pero el Tribunal de lo Criminal de París no retuvo entonces ese cargo en la sentencia, en la que le condenó a 15 años de cárcel.

Una condena que se sumaba en el caso de Fernández Iradi a la de 30 años de prisión, dictada tres meses antes, por un tiroteo en noviembre de 2002 en el que resultó malherido un gendarme que realizaba un control de carretera.

Más noticias en Política y Sociedad