Público
Público

La Comisión Europea exige a Italia más medidas contra mozzarella contaminada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) exigió hoy a Italia medidas urgentes que garanticen que las partidas de queso mozzarella contaminadas por dioxinas no entran en el mercado comunitario y volvió a amenazar a este país con un embargo comercial.

"Las medidas puestas en marcha no bastan para garantizar que ningún producto contaminado entra en el mercado, puesto que no se ha retirado ningún producto potencialmente contaminado y el programa de vigilancia de las explotaciones de la región de Campania es todavía muy limitado", afirmó la CE en un comunicado.

"Si considera que las nuevas medidas son inadecuadas, la Comisión estudiará proponer medidas de salvaguarda contra los productos lácteos procedentes de la región de Campania", añade la nota, que no especifica en qué plazo deben actuar las autoridades italianas, pero sí les exige una respuesta "urgente".

Bruselas ya había amenazado con promover una suspensión del comercio de estos productos en el mercado de la Unión Europea (UE) si las autoridades italianas no le informaban detalladamente de la situación antes de las 18.00 hora local (17.00 GMT) de hoy.

Bajo esa advertencia, el Gobierno italiano aseguró hoy a la Comisión que el problema se circunscribe a su propio mercado ya que, según su información, ninguna partida de mozzarella con niveles de dioxina superiores a los permitidos ha sido exportada.

Las autoridades italianas han explicado a la CE que se han tomado muestras del queso y de la leche de búfala empleada para fabricarla en 130 queserías y que se han medido sus niveles de dioxinas y de PCB, ambas sustancias tóxicas potencialmente cancerígenas.

En 25 de estas fábricas se detectaron niveles superiores a los permitidos por la legislación europea, por lo que las autoridades competentes han precintado las granjas de búfalas que las abastecían -83 en total- y destruido la leche almacenada.

Sin embargo, Bruselas considera que estas medidas no bastan para responder a una alarma que ha llevado a Corea del Sur, Japón y Taiwán a restringir las exportaciones del popular queso en su mercado y que algunos medios locales relacionan con los problemas de recogida de basuras que arrastra la Campania, la región de Nápoles.

La legislación europea impone un límite de 3,0 picogramos por gramo de grasa (pg/g) para las dioxinas y de 6 pg/g para la suma de dioxinas y PCB.