Público
Público

¿Cuán común es el paro cardíaco en atletas estudiantiles?

Reuters

Por Genevra Pittman

Los atletas estudiantilesserían más propensos de lo que se cree a morir por un parocardíaco. Esta noticia surge menos de dos meses después de lamuerte del jugador de baloncesto Wes Leonard, de un colegiosecundario de Michigan.

El paro cardíaco en atletas es bastante raro. Aun así,"debido al esfuerzo intenso que realizan, son más propensos asufrir un paro cardíaco súbito", explicó la doctora KimberlyHarmon, de la University of Washington.

En un estudio publicado en la revista Circulation, elequipo de Harmon estimó los casos de muerte cardíaca súbita enatletas estudiantiles de la National Collegiate AthleticAssociation (NCAA) entre el 2004 y el 2008.

Para eso, combinó datos de la oficina de salud y seguridadde la NCAA con información de los atletas y búsquedas eninternet sobre paros cardíacos repentinos en jóvenes.

La investigación determinó un total de 273 muertes totalesde atletas de la NCAA en cinco años. La mayoría había sido poraccidentes y sólo 80 por causas clínicas, en las que la muertecardíaca súbita se había cobrado la mayoría: 45 o 1 por cada44.000 atletas en un año.

Los jugadores de baloncesto masculino de Primera Divisiónfueron los más afectados: murió uno de cada 3.100 jugadores poraño.

En general, los jugadores de baloncesto fueron máspropensos a morir por un paro cardíaco, seguidos de losnadadores y los jugadores de lacrosse. La mortalidad por parocardíaco fue más común en hombres y atletas negros que enmujeres y atletas blancos.

Las cifras son más altas que en estimaciones previas, perolo más sorpresivo fue que "en algunos subgrupos, los númerosfueron altísimos", dijo el doctor Sami Viskin, cardiólogo delCentro Médico de Tel Aviv, en Israel, que no participó delestudio.

¿Hay que pesquisar a los atletas?

El equipo sostuvo que los resultados son un punto departida para determinar quién tiene riesgo de sufrir un parocardíaco. Entonces, a esos atletas se los debería evaluar paradetectar anormalidades cardíacas que predisponen a tener algúnproblema.

Existe una controversia en cuanto a si el uso delelectrocardiograma (ECG) para pesquisar a los atletas justificasu costo. Un ECG cuesta unos 100 dólares. Harmon dijo: "Enalgunos deportes, etnias y sexos, la pesquisa sería efectiva entérminos de costo, dados los resultados".

Para Viskin, el problema con la evaluación es que losdefectos cardíacos son tan poco frecuentes y los ECG son aveces tan confusos que sería posible que los médicos confundanlos resultados. "El nivel de evidencia con que contamos nojustifica hacerlo obligatorio", dijo.

Harmon señaló que otra forma de prevenir estas muertes esgarantizar que los atletas a los que se les para el corazóndurante el juego reciban tratamiento inmediato con undesfibrilador externo automático, que cuestan unos 3.000dólares.

FUENTE: Circulation, online 4 de abril del 2011

Más noticias de Política y Sociedad