Público
Público
Únete a nosotros

La comunidad gay celebra la decisión de Nueva York de reconocer las bodas homosexuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comunidad homosexual estadounidense está de enhorabuena ya que, mientras California ultima los trámites para celebrar bodas gays, en la otra costa Nueva York anuncia que reconocerá ese tipo de enlaces.

Ambos pasos son importantes si se tiene en cuenta que hasta ahora sólo en Massachusetts se celebran bodas entre personas del mismo sexo y únicamente otros tres estados permiten las uniones civiles (Connecticut, Vermont y Nueva Jersey).

Por el contrario, más de la mitad de los 50 estados del país tienen enmiendas constitucionales que prohíben esos enlaces, al amparo de la Ley federal de Defensa del Matrimonio de 1996.

El carácter nacional de esa ley hace que las iniciativas adoptadas por cada estado, tendentes a reconocer los matrimonios gays, sólo tengan aplicación en las agencias y ámbitos estatales y no federales.

Aún así, la comunidad gay en Estados Unidos celebró hoy el paso dado por Nueva York porque, aunque no permitirá que dos personas del mismo sexo se casen, sí reconocerá los matrimonios sellados en otros lugares del mundo.

Para ello, el gobernador del estado, David Paterson, ha dado orden de que se modifiquen las normas necesarias para igualar los derechos de ámbito estatal para matrimonios heterosexuales y homosexuales.

A efectos prácticos, ello conllevará que las parejas homosexuales, que se hayan casado en otros estados o en otros países donde sí es legal la unión entre dos personas del mismo sexo, verán reconocido su derecho a tributar conjuntamente en Nueva York o a recibir prestaciones públicas.

También se reconocerán los matrimonios gays a efectos de ventajas fiscales, cobertura sanitaria, pensiones, seguros, opciones de adopción y otros beneficios a los que sí pueden acogerse las parejas heterosexuales.

Paterson dio la orden de que se procediera a los cambios normativos necesarios a través de un mandato fechado el pasado 14 de mayo, aunque la noticia no salió a la luz hasta que una agrupación defensora de los intereses del colectivo homosexual colgó en su web un vídeo remitido por el propio Paterson en el que daba cuenta de esa iniciativa.

"Sabemos que nuestra tarea está incompleta y continuaremos intentándolo hasta que las personas que se quieren entre sí y desean casarse, sin importar quiénes son, tengan esa oportunidad", aseguró Paterson en el vídeo remitido a la asociación Empire State Pride Agenda.

En un comunicado esa organización apuntó que "gracias al liderazgo de Paterson y su compromiso por la igualdad y justicia para todos los neoyorquinos, las parejas del mismo sexo y sus familias ahora están aún más cerca de ser reconocidas como iguales ante la ley".

En una conferencia de prensa, el gobernador explicó hoy que la iniciativa pretende reconocer el estado civil de quienes son de fuera y garantizar que tienen los mismos derechos que cualquier otro matrimonio.

La orden del gobernador, un afroamericano invidente que lleva sólo dos meses en el cargo, llega después de que un tribunal de apelaciones de Nueva York dictaminara en febrero que los matrimonios del mismo sexo válidos en otros estados o países debían ser reconocidos en Nueva York.

Desde que se conociera esa iniciativa se han multiplicado las declaraciones de apoyo por parte de organizaciones defensoras de los intereses de ese colectivo, que la consideran un paso fundamental para su causa, especialmente por la relevancia internacional que tiene Nueva York.

La Unión de Libertades Civiles de la ciudad emitió un comunicado en el que se congratula de que las parejas afectadas de ese estado vayan a contar con mayor seguridad jurídica, aunque la posibilidad de que se casen sea aún remota.

Según datos de 2005 sólo en Nueva York vivían 23.321 parejas homosexuales de las 50.854 que hay censadas en el país y de ellas, la mayoría desearía formalizar su relación.

Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Nueva York, la más alta instancia judicial de ámbito estatal, dictaminó en julio de 2006 que las parejas homosexuales no tenían el derecho constitucional a unirse en matrimonio y correspondía al poder legislativo reformar la ley vigente.

Más noticias en Política y Sociedad