Público
Público

La Comunidad de Madrid eximirá de Educación a la Ciudadanía a todos los alumnos que objeten

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consejera madrileña de Educación, Lucía Figar, ha anunciado hoy que el Gobierno regional aceptará las objeciones de conciencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía que se presenten en la Comunidad y declarará a estos alumnos "exentos de cursar la asignatura y ser evaluados" por ella.

Figar ha hecho estas declaraciones a la prensa tras la reunión que ha mantenido hoy con el Foro de la Familia, Profesionales por la Ética, CONCAPA (Confederación Católica de Padres de Alumnos), CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza), la Fundación San Pablo CEU y la COFAPA (Confederación de Padres de Alumnos).

En su comparecencia informativa, la consejera ha señalado que la Comunidad de Madrid "espera una auténtica avalancha de objeciones" a la asignatura de Educación para la Ciudadanía tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y una vez que cinco centros educativos ya "han objetado en bloque".

Estas seis organizaciones son "las principales promotoras de la objeción de conciencia" y "son las que se están haciendo cargo de la defensa de los derechos de padres y familias, que están en contra de que sus hijos estudien la asignatura de educación para la ciudadanía", ha indicado Figar.

"Si no hay ningún cambio legal en la implantación y el desarrollo de la asignatura de Educación para la Ciudadanía para el próximo curso -que todo podría ocurrir-, nosotros estimaremos positivamente las objeciones de conciencia que se planteen en cualquier centro de la Comunidad de Madrid", ha subrayado la consejera.

De esta manera, "los alumnos que objeten quedarán exentos de cursar esta asignatura y de ser evaluados de la misma", ha indicado, antes de precisar: "daremos instrucciones a los centros educativos para que todos los objetores reciban la adecuada atención educativa durante el horario de esta asignatura".

Figar ha matizado que esta atención se encuadrará en el "marco de la autonomía de los centros" y podría consistir en "hacer trabajos" o en permanecer en la biblioteca, pero nunca podrá ser "discriminatoria la atención extra que reciben con el resto de los alumnos".

"No es lo mismo un centro en el que hay objeciones en bloque, que las hemos recibido, que un centro en que hay menor número de objeciones de alumnos por clase", y la atención que reciban en el horario de las clases de Educación para la Ciudadanía "variará de centro a centro, según el número de objeciones", ha puntualizado la consejera.

"Son cinco centros que han objetado en bloque", ha recalcado Figar, quien ha agregado que desde comienzos de año se han recibido 1.113 objeciones a esta asignatura en la Consejería de Educación, pero tras las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía "se espera una auténtica avalancha".

Pendiente de que se pronuncie el Tribunal Supremo, después de que recurra la Junta de Andalucía las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, "nosotros vamos a hacer una lectura de la ley siempre lo más favorable posible de cara a los derechos de los padres y madres que llevan a sus hijos a centros educativos en la Comunidad de Madrid", ha insistido.

"Hemos querido anticipar esta postura de la Comunidad antes de que se den las instrucciones para el inicio del curso 2008-2009, que serán en los próximas semanas".