Público
Público

Conde-Pumpido se justifica: "Por Ley debo informar"

Asegura que "Una de las obligaciones del fiscal general del Estado es informar a la opinión pública".

EUROPA PRESS

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, justificó hoy en el Senado sus declaraciones a la Policía a la que acusó de no colaborar con su Departamento en la lucha contra las marcas electorales de ETA y explicó que "por Ley" el fiscal general del Estado está obligado a informar a la opinión pública de lo que acontece en el ámbito de su competencia.

"Una de las obligaciones del fiscal general del Estado es informar a la opinión pública de los acontecimientos que se produzcan en el ámbito de sus competencias", dijo Conde-Pumpido en respuesta a los reproches recibidos por el senador del PP, Agustín Conde, quien le censuró por haber realizado esas acusaciones públicamente.

"Es probable que restrinja o limite de manera definitiva mi participación en ese tipo de comparecencias públicas, pero por Ley el fiscal general debe informar a la opinión pública y precisamente en un acto informativo di cuenta de las actuaciones de la Fiscalía para prevenir la intención del entorno de ETA de cara a las elecciones europeas", insistió al tiempo que achacó la polémica a que es "jurista y no político".

"Lamento que mis declaraciones hubiesen podido molestar a un Cuerpo Policial al que declaró mi respeto y admiración", dijo Conde-Pumpido durante su comparecencia en la comisión de Justicia del Senado, pero insistió en que "reconocer un problema es un paso decisivo para solucionarlo". "Como fiscal general del Estado me consta que la policía trabajan esforzadamente contra todas las formas de criminalidad", apuntó.

En ese sentido, manifestó de nuevo que "el problema ya se ha solucionado gracias a la enérgica e inmediata reacción del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ya ha dado las instruccones oportunas para solucionar el conflicto. "Doy por definitivamente zanjada la cuestión", sentenció al tiempo que definió el conflicto como "un error puntual que se debía a un error interpretativo".

La comparecencia se produce una semana después de que el fiscal general del Estado denunciara que se tiene que apoyar únicamente en la Guardia Civil porque la Policía no atiende habitualmente a las peticiones de su Departamento en relación a la listas que periódicamente pretende presentar a las urnas el entorno de ETA.

Estas manifestaciones, realizadas en público durante un desayuno informativo, causaron una gran polémica, e incluso los sindicatos policiales anunciaron la interposición de una querella contra el fiscal general.

Más noticias de Política y Sociedad