Público
Público

Condenados a 26 años dos etarras por crear un comando para atentar en Navarra

EFE

La Audiencia Nacional ha condenado a los etarras Xabier Rey y Aurken Sola a 26 años de cárcel a cada uno por haber formado en 2008 el comando "Hego Haizea" de ETA para cometer atentados en Navarra, lo que les llevó a elaborar una lista de objetivos entre los que figuraban concejales, policías y escoltas.

En la misma sentencia, la sección segunda de la Sala de lo Penal ha absuelto a Sergio Boada y a Araitz Amatria, novia de Rey, del delito de colaboración con banda armada por el que el fiscal Pedro Rubira reclamaba para ambos ocho años de prisión.

Para Rey y Sola, Rubira pedía 39 años de cárcel, pero el tribunal ha decidido absolverles del delito de conspiración para cometer asesinatos terroristas porque entiende que para su comisión es "necesario que se haya planificado ya por algunos de los integrantes del grupo terrorista una acción delictiva bien delimitada".

En este caso, observa que en la lista de objetivos, entre los que figura el jefe de la Policía Local de Pamplona y concejales de UPN, "no se encuentra precisado ni el día y lugar, sólo está acreditada la voluntad general de atentar", por lo que "no se habría avanzado lo suficiente en la planificación para estimar la existencia de un delito de conspiración".

La Sala considera además que esa actividad queda asociada a los delitos de integración en banda armada y de tenencia de explosivos por los que se les condena.

En cuanto a la absolución de los dos acusados de colaborar con el comando, la sentencia, de la que ha sido ponente Enrique López, señala que de Amatria "sólo se ha acreditado que es pareja sentimental de Xabier Rey" y no consta que supiera de su pertenencia a ETA.

Tampoco cree el tribunal que Boada conociera la militancia de Rey en ETA, a pesar de haberle prestado ayuda informática facilitándole programas para el borrado de archivos, y sobre los documentos que le fueron incautados asegura que de ellos sólo se desprende su relación con organizaciones de la izquierda abertzale "sin que ello nos indique que se le pueda considerar colaborador de la banda"·

Así, la sentencia declara probado que Rey y Sola formaron el comando por orden del exjefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", y con las instrucciones que les dio una mujer apodada "Jare".

El 15 de octubre de 2008 mantuvieron una cita en Hendaya (Francia) en la que "Txeroki" les entregó informaciones sobre un concejal de UPN, otro del PSE, un escolta y un Guardia Civil de Pamplona, así como armas y explosivos.

Los dos etarras fueron detenidos días después, el 27 de octubre, y en el registro del domicilio de Sola se encontró material para la fabricación de artefactos explosivos y en un trastero aparecieron también sustancias químicas, dos revólveres y 50 cartuchos del calibre 38 especial.

Más noticias de Política y Sociedad