Público
Público

Así confinan en el mundo: de poder salir con niños en Alemania a en función del género en Perú

Cada país ha determinado diferentes medidas de protección frente a la pandemia. La mayoría comparten el teletrabajo y salir de las casas a comprar comida y fármacos. Las decisiones adoptadas difieren según la idiosincrasia de cada población. Se han dado casos de brutalidad por parte de las fuerzas del orden y se teme el colapso de los países menos desarrollados ante una oleada de contagios.

Una trabajadora comprueba la temperatura de un consumidor en un supermercado de Yemen.- EFE
Una trabajadora comprueba la temperatura de un consumidor en un supermercado de Yemen.- EFE

G. mARTÍNEZ

El coronavirus ya azota a la inmensa población mundial. Las medidas alrededor del mundo para evitar los contagios masivos encuentran el consenso en el confinamiento general de la población, donde tan solo está permitido salir a la calle a comprar comida y medicamentos. Habiendo superado la semana pasada los 3.000 millones de personas que no tienen permitido salir de sus casas en todo el planeta, la mitad de su población total, algunas decisiones adoptadas se salen de la norma, como países que han decretado el toque de queda por las noches, que diferencian entre hombres y mujeres para establecer los días en los que un ciudadano puede salir de la vivienda y, los más laxos, que aún permiten hacer ejercicio una hora al día y cerca del domicilio.

El recorrido de la Covid-19 comenzó en China, donde los contagios ya se dan por controlados, se trasladó a Italia y España, países europeos que según los últimos datos ya han empezado a aplanar la curva, y en estos momento su epicentro se mueve hacia Estados Unidos, uno de los países con más contagios en menos días y que más tarde tomó medidas para frenarlos.

El miedo a que el coronavirus se expanda por países con sistemas sanitarios débiles, como en Sudamérica, o en los cuales la población tiene escasos ahorros para vivir con el sector productivo parado y la mayoría de las personas vivan en infraviviendas, como en algunos países de África, complica la toma de medidas respecto al confinamiento por parte de los líderes políticos. Por tanto, así son los detalles que diferencian a unos países de otros respecto al confinamiento, agregados a lo que comparten la mayoría de ellos: obligatoriedad del teletrabajo si fuese posible y no salir a la calle excepto para comprar fármacos y alimentos.

Europa, todos confinados con distinta permisividad

Francia plantea que los niños y niñas podrán salir a dar un paseo acompañados de un solo progenitor ante el descenso diario del número de contagios. Pese a los buenos datos, el confinamiento durará hasta el 13 de abril en el país galo, que no ha cerrado totalmente la actividad productiva. Angela Merkel ha prohibido las reuniones de más de dos personas en toda Alemania, aunque no ha decretado el confinamiento de la población. Entre las medidas impuestas por la canciller hasta, como mínimo, el 20 de abril, se encuentra la posibilidad de salir a hacer deporte respetando las medidas de distanciamientos entre personas, al igual que ocurre en Francia, donde está permitido salir a pasear una vez al día de forma individual.

Francia plantea que los niños y niñas podrán salir a dar un paseo acompañados de un solo progenitor

Las decisiones que atañen a Reino Unido también recogen la posibilidad de realizar una actividad física diaria. En Países Bajos solo tuvieron que cerrar aquellos comercios en los que hay un contacto físico directo, tales como las peluquerías, los centros de estética y los burdeles de la zona roja en las primeras jornadas de la pandemia. Su alto índice de contagios ha obligado a las autoridades a trasladar algunos pacientes a Alemania, y la sala de conciertos que en un primer momento iba a albergar Eurovisión 2020, Ahoy Rotterrdam, se convertirá en un espacio de emergencia.

Estados Unidos y Centroamérica

Una vez más, Trump llega tarde. El presidente de EE. UU. Aún no ha confinado a todo su territorio, una decisión que sí han tomado algunos Estados para evitar los contagios a gran escala. El Estado de California confinó a más de 40 millones de personas, seguido de otros territorios como los de Ohio, Luisiana, Connectitut, Oregon y Nueva York en los que la población tiene órdenes de quedarse en casa exceptuando el traslado para realizar actividades esenciales. Los trayectos esenciales son los únicos que se pueden realizar entre México y EE. UU., una medida que "durará lo que tenga que durar para proteger a los americanos", en palabras de Mike Pompeo, el secretario de Estado de Estados Unidos. En esta línea, la clausura casi general del espacio aéreo el Sudamérica tan solo elude una excepcionalidad: los vuelos con deportados procedentes de EEUU.

Nicaragua se postula como la gran excepcionalidad de América Central al mantener aún las fronteras abiertas

Uno de los grandes miedos es que el virus llegue con la misma incidencia que ha tenido en países como España o Italia a enclaves de Centro y Sudamérica. Por ello, muchos gobernantes se han puesto manos a la obra para evitar una oleada de contagios que mermaría considerablemente la población. En El Salvador han instado a su población a respetar el confinamiento y las fuerzas de seguridad han reforzado el control de los pasos fronterizos irregulares del país con la idea de contener el brote. Además, se ha decretado el estado de emergencia y ordenado el cierre de casi todos los comercios.

Perú ha tomado la determinación de que el género de una persona es el factor más adecuado para controlar la salir de la gente a la calle. De esta forma, además del toque de queda nocturno, las mujeres pueden salir de sus domicilios los martes, jueves y sábados, y los hombres los lunes, miércoles y viernes. Igualmente, Ecuador y Guatemala también se han sumado al toque de queda nocturno, que ya es absoluto en Honduras.

Nicaragua se postula como la gran excepcionalidad de América Central al mantener aún las fronteras abiertas, al mismo tiempo que Costa Rica y Panamá han ordenado el confinamiento de su población.

América Latina, confinamiento casi completo

En Brasil, Jair Bolsonaro calificaba como "medidas extremas" aquellas que estaba recomendando la OMS, justo antes de tildar a la pandemia como "fantasía". Desde el senado brasileño aprobaron una disposición para permitir al Gobierno dejar de lado los objetivos fiscales de 2020 y destinar los recursos únicamente a la lucha contra el coronavirus. Algunas partes del país brasileño que se encontraban confinadas totalmente han levantado la cuarentena. Esta disposición permitirá la libertad de movimiento a los menores de 60 años y sin patologías previas.

Diferente es lo que sucede en Colombia, donde ya han empezado los toques de queda en algunos departamentos. Asimismo, Iván Duque, presidente del país, anunció que el confinamiento nacional que interpela a 48 millones de habitantes se alargará hasta el 26 de abril. Chile, donde rige un toque de queda nocturno, ha tenido que retrasar uno de los plebiscitos más esperados en la región andina hasta el 25 de octubre, del que saldrá una nueva Constitución para sustituir a la de 1980, pero no ha decretado el confinamiento, al igual que Uruguay. La cuarentena obligatoria domiciliaria sí se ha impuesto en Bolivia, Paraguay, Ecuador y Venezuela.

África, entre el toque de queda y la represión

El Gobierno de Senegal dictaminó el cierre de las mezquitas, una decisión que acataron los Imams sin problemas, con algunas excepciones, como lo ocurrido en Touba, la capital religiosa del país, cuando durante un rezo multitudinario Serigne Mountakha dijo: "El rezo es nuestra principal arma y debemos utilizarla sin moderación".

Los toques de queda se han impuesto en Burkina Faso y Mauritania. Uganda ha decidido no atender solicitudes de asilo ni a los refugiados que lleguen a sus fronteras para evitar que el coronavirus se propague por el país, al menos durante un mes. La situación bélica en Libia también se ha visto trastocada por la pandemia. Actualmente, los combates en Trípoli, la capital, se han terminado debido a una tregua que han aceptado todos los actores principales de la contienda.

La represión también se ha generalizado en países como Marruecos, Túnez y Costa de Marfil

En la República Democrática del Congo y Nigeria han decretado el confinamiento de sus habitantes en las ciudades principales, aunque horas antes de que entrara en vigor el enclaustramiento miles de personas quisieron salir de las zonas urbanas hacia las zonas rurales, produciéndose grandes aglomeraciones. El confinamiento también se ha instaurado en Ruanda, donde dos personas fueron asesinadas por las fuerzas del orden por burlar la cuarentena, algo parecido a lo sucedido en Sudáfrica, donde un policía mató a un ciudadano al que sorprendieron bebiendo en un bar.

La represión también se ha generalizado en países como Marruecos, Túnez y Costa de Marfil, donde las palizas y las vejaciones se han cebado con aquellos ciudadanos que de noche se encontraban en la vía pública. Un año es lo que durará el estado de emergencia en Sierra Leona, decretado tras hallarse el primer positivo por coronavirus en el país.

Asia y el repunte de contagios

India ha decretado el mayor confinamiento a nivel mundial. Se trata del segundo país más poblado del planeta Tierra, con 1.300 millones de personas que vivirán en aislamiento hasta, como mínimo, el 15 de abril. En este país asiático la pobreza está muy extendida, y aún está por ver si aplicar la cuarentena en barrios hipermasificados con viviendas pequeñas habitadas por muchas personas será suficiente.

En Singapur, debido al repunte de positivos por Covid-19 en los últimos días, se han cerrado los centros de trabajo no esenciales y las escuelas, pero no se ha llegado a implantar el confinamiento de sus ciudadanos. En Hong Kong, donde la incidencia del virus era menor, debido a un repunte se han cerrado los bares durante dos semanas.

Japón ha prohibido el ingreso de cualquier viajero procedente de Europa

El toque de queda nocturno también llega a Tailandia, donde su infracción está penalizada con multas y hasta dos años de prisión. La población tiene permitido salir durante el día siempre y cuando se respete la distancia de seguridad. Japón ha prohibido el ingreso de cualquier viajero procedente de Europa y sopesa incluir a EEUU en la medida.

China y Corea del Sur han cerrado sus fronteras para los extranjeros, de hecho, hasta sus propios ciudadanos están teniendo problemas para regresar a sus países de origen, y aquellos que los consiguen deben cumplir una cuarentena forzosa. Taiwán multa a los pasajeros que utilicen el transporte público sin mascarilla, un elemento considerado esencial en la prevención de contagios. Según su ministro de salud, todos los taiwaneses con cobertura sanitaria pública tendrán la posibilidad de adquirir mascarillas desechables cada dos semanas, además de donar 10 millones de ellas a los países más afectados por el coronavirus.

Oceanía: el cierre de comercios durará meses

Todas las personas que crucen las fronteras de Australia deberán aislarse obligatoriamente durante dos semanas. Tal y como informaba el propio presidente del país oceánico, Scott Morrison, el confinamiento y el cierre de comercios no esenciales podría alargarse hasta los seis meses.

Nueva Zelanda teme por un colapso de su sistema sanitario si no se cumplen las medidas de confinamiento, decretándose cuarentenas debido a las sospechas de los primeros contagios locales.

Más noticias de Política y Sociedad