Público
Público

Confirman que la ley antitabaco reduce los ataques al corazón

Reuters

La prohibición de fumar en espacios cerrados es efectiva a la hora de disminuir el riesgo de sufrir ataques de corazón, incluso entre no fumadores, al reducirse la exposición al humo de segunda mano, según confirmó el jueves un panel de expertos en salud.

El informe, financiado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, aporta las pruebas más recientes que respaldan que las leyes que prohíben fumar en los lugares de trabajo, los restaurantes y los bares pueden reducir los problemas cardiovasculares allí donde se imponen.

"El humo de segunda mano mata. Lo que muestra este informe es que las leyes antitabaco reducen (la posibilidad de) ataque de corazón en los no fumadores", dijo el director del CDC, el doctor Thomas Frieden.

"Aún así, la mayoría de la población vive en zonas que no tienen leyes antitabaco amplias que cubran todos los lugares de trabajo, todos los restaurantes y todos los bares", dijo.

El CDC pidió al Instituto independiente de Medicina que revisara la investigación sobre las prohibiciones sobre el tabaco y el humo de segunda mano después de que unos estudios sugirieran que prohibir fumar podía reducir la tasa de ataques al corazón.

El panel de expertos designados para ello revisó 11 estudios sobre ese tipo de prohibición en Estados Unidos, Canadá y Europa, y dijeron que había muestras "notablemente consistentes" sobre la asociación entre las prohibiciones y las reducciones en las tasas de ataques al corazón, lo que en algunos estudios oscilaba entre el 6 y el 47 por ciento.

"Hay una relación causal", concluyó el panel en su informe. "La consistencia relativa al cambio dio al comité la seguridad de que las prohibiciones disminuyen la tasa de ataques al corazón".

El informe, de 205 páginas y titulado "Exposición al humo de segunda mano y eventos cardiovasculares: Dando sentido a la evidencia".

Más noticias de Política y Sociedad