Público
Público

El Congreso rechaza, en primera vuelta, a Echenique para presidir RTVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Leopoldo González Echenique, el próximo presidente de la Corporación RTVE, ha sido rechazado hoy para este cargo por el Congreso, al no haber alcanzado el apoyo de dos tercios de la cámara, y deberá volver a someterse a los diputados el próximo jueves, cuando le elegirán por mayoría absoluta.

En la votación, realizada mediante papeleta, han participado 293 diputados, de los cuales 182 han apoyado a Echenique, 10 han votado a favor de la consejera de RTVE que fue propuesta por IU, Teresa Aranguren, y 89 han votado en blanco, a los que se suman 12 papeletas que han sido nulas.

El resultado de la votación no permite que Echenique, el más votado, sea designado presidente de entre los consejeros de RTVE y por eso deberá haber una segunda vuelta, en la que será elegido. Una vez se produzca la designación por el Congreso deberá ser formalizada por el propio Consejo de Administración de RTVE.

El pasado 21 de junio el Congreso eligió para el Consejo de RTVE a Leopoldo González Echenique, a propuesta del PP y con el apoyo de CiU y, junto a él, a María Luisa Ciriza, propuesta por el PP, y Óscar Pierre Prats, por CiU, quienes obtuvieron el mismo apoyo.

Los tres candidatos fueron elegidos en segunda vuelta, al no alcanzarse en la primera votación la mayoría de dos tercios de la cámara exigida por la ley. Sí lograron una mayoría absoluta, garantizada por el PP, en segunda votación, lo mismo que sucederá para la elección de presidente.

La reforma en la ley de la Corporación RTVE que hace posible la elección por mayoría absoluta en segunda vuelta de sus consejeros y presidente fue promovida por el Gobierno recientemente. Ha sido defendida por el PP como imprescindible para desbloquear la elección de presidente en la Corporación.

Por el contrario, ha sido rechazada por la oposición y, en concreto, por el PSOE, que la ha recurrido ante el Tribunal Constitucional y que considera que al no hacer depender la elección de presidente de RTVE del consenso entre los dos grandes partidos provoca que la Corporación dependa del Gobierno.