Público
Público

El Consejo de Seguridad prevé adoptar mañana un texto de respaldo a Kofi Annan

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU prevé adoptar mañana una declaración de apoyo a las gestiones del enviado especial del organismo y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, después de alcanzar hoy un principio de acuerdo entre sus 15 miembros tras varias horas de negociaciones.

"Las negociaciones han ido bien y hemos alcanzado un texto de acuerdo", señaló a Efe una fuente del máximo órgano de decisión de la ONU al término de unas consultas de las que salió un documento en forma de declaración presidencial que ahora deberá recibir el visto bueno por parte de los distintos gobiernos.

Los 15 miembros del Consejo lograron hoy resolver "las dificultades" que existían para aprobar una declaración y decidieron dar "unas horas más a ciertas delegaciones" para que consulten con sus gobiernos la nueva versión del texto, reciban instrucciones finales y se pueda adoptar este miércoles.

"El mayor de los éxitos es que al final todo el mundo quiso dar un respaldo unánime a Kofi Annan y se apostó por dejar aparte las líneas de división entre los miembros", añadió la citada fuente, que habló de "acuerdo virtual" y se mostró convencida de que la declaración presidencial se aprobará formalmente mañana.

Una declaración presidencial del Consejo es un documento de menor rango que una resolución, y para aprobarse debe contar con el respaldo unánime de sus 15 miembros.

En las varias horas que duraron las consultas de este martes, primero a nivel de expertos y después de embajadores, los Quince decidieron centrar el texto en los seis puntos que el propio Annan ha presentado a las autoridades sirias para acabar con la crisis.

Así, en respaldo al diplomático africano, la declaración pediría a Damasco que detenga los enfrentamientos y busque un alto el fuego, que permita el acceso inmediato al personal humanitario a las zonas más castigadas por la violencia y que inicie un diálogo político con la oposición.

El texto inicial presentado por Francia incluía una cláusula para que el Consejo estudie "mayores medidas" si Damasco no cumple con los puntos expresados por Annan, el principal escollo para que las negociaciones llegaran a buen puerto, según indicó a Efe la misma fuente diplomática.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, había dejado claro que su país no apoyaría una declaración del Consejo de Seguridad si ésta contenía algún tipo de ultimátum al régimen de Bachar al Asad.

En el año que dura la represión en Siria, el Consejo ha sido incapaz de aprobar una resolución de condena al régimen sirio por la brutalidad con que reprime a los manifestantes, debido al veto de Rusia y China, aunque sí lo han hecho la Asamblea General de la ONU y su Consejo de Derechos Humanos (CDH), con sede en Ginebra.

La violencia continuaba hoy en Siria, donde murieron al menos 37 personas, entre ellas dos menores y dos mujeres, en coincidencia con la presencia en el país de un grupo de observadores internacionales.

Se trata de observadores de la ONU y de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), que llegaron el lunes a Siria enviados por Annan para promover un alto el fuego y evaluar la situación humanitaria.

Naciones Unidas considera que, desde que las manifestaciones populares contra el régimen sirio comenzaran hace un año, se han registrado ya más de 8.000 muertes, incluidas las de centenares de niños, así como miles de desplazamientos de personas que huyen de los lugares de enfrentamiento y que buscan protección en los países vecinos.