Público
Público

"La conspiración de Cospedal no ocurre ni en Corea del Norte"

Los denunciantes de la secretaria general del PP creen que sus acusaciones son una cortina de humo "para no hablar de la Gürtel"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Somos seis personas. Cinco afiliados y un simpatizante del PSOE. Nos gusta y hablamos de política'. Carlos Rodríguez Ibáñez ejerce, además, como concejal del PSOE en Cehegín (Murcia). Así responde cuando se le pregunta quién está detrás de la demanda de conciliación interpuesta a María Dolores de Cospedal por asegurar que el Gobierno espiaba al Partido Popular.

Según Rodríguez, quien creó un grupo en la red social Facebook para alentar a ciudadanos e instituciones públicas para que denunciasen sus declaraciones, la secretaria general del PP tendrá que comparecer ante un juzgado de Madrid el 17 de febrero.

Allí tendrá que confirmar o desmentir la persecución a la que, según ella, estaba sometida su formación política, tal y como dijo el pasado mes de agosto: los dirigentes de su partido son sometidos a escuchas ilegales, el Gobierno usa las instituciones para su provecho, España vive un estado policial... Luego ratificó sus palabras, con matices.

'Las declaraciones de María Dolores de Cospedal nos provocaron indignación, porque es indignante que cualquier político pueda salir en televisión acusando de un delito a alguien sin necesidad de demostrarlo', recuerda Rodríguez, que critica también que 'las denuncias en público salgan gratis'. Si parten de políticos, añade. 'Si lo digo yo, mañana se me procesa por injurias y calumnias, claro'.

Por ello, él y sus colegas decidieron crear el grupo en Facebook, al que se han sumado más de 4.500 personas, que enviaron quejas a la Fiscalía, el Defensor del Pueblo y Presidencia del Gobierno. Como ninguna institución denunció, fueron finalmente ellos quienes decidieron dar un paso adelante. 

'Visto que ninguna institución movía ficha, como ciudadanos tenemos derecho a acudir a la Justicia, porque se acusó a instituciones muy importantes del Estado. Por vía civil, le pedimos  a Cospedal que demuestre lo que dice o que se retracte', explica el concejal socialista. Para él, 'todo son maquinaciones para generar crispación y desviar la atención frente al verdadero mal de fondo: los casos de corrupción política del PP'.

'Cospedal tiene que asumir sus responsabilidades y dimitir de inmediato' 

Pero que lo haga la número dos del partido de la gaviota es para él un 'grave' ejercicio de irresponsabilidad. 'Ha dicho que el Ejecutivo instauraba un régimen dictatorial. Esa conspiración Gobierno-Poder Judicial-Fuerzas de seguridad del Estado no ocurre ni en Corea del Norte. La invito a que demuestre sus acusaciones, aunque lo que tiene que hacer es asumir sus responsabilidades políticas y dimitir inmediatamente'.

Junto a ella, deberían también hacerlo 'los dirigentes del Partido Popular que están realizando tales declaraciones', insiste Rodríguez, quien sostiene que, en el fondo, los dimes y diretes no son más que una cortina de humo. 'A cada escándalo del PP, se producen declaraciones contundentes para desviar la atención. Así no se habla de la trama Gürtel o de lo que toque'.



Carlos Rodríguez es el promotor del grupo de Facebook Cospedal debe ser demandada por injurias, una iniciativa de seis murcianos que ya agrupa a 4.500 seguidores. Tras una demanda presentada contra la musa de Rajoy, María Dolores de Cospedal, que acusaba al Gobierno  de espionaje a políticos populares, el próximo 17 de febrero la líder popular debería comparecer en el acto de conciliación que se celebrará en el Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid.

¿Tienen confianza en que Cospedal acuda a la conciliación? 

Creo que no, que buscará algún tipo de excusa para no presentarse en el juzgado, pero si no va, quedará muy mal ante la opinión pública. Tiene la obligación de dar explicaciones, demostrar lo que ha dicho o retractase. No me gustaría estar en su lugar.

¿Y qué pasará después del acto de conciliación? 

Si no acude, y cree que tiene razón, pues que con pruebas, y hechos, denuncie al Gobierno, a los jueces y a las fuerzas de seguridad que según ella, “han llevado a cabo esta película de espías que no existe nada más que en su imaginación”. 

¿Y si ni comparece ni aporta pruebas? 

Pues procede la dimisión inmediata. Todo lo que ha intentado Cospedal es manipular a los ciudadanos con falsas acusaciones para desviar la atención de la corrupción que salpica al Partido Popular en Murcia, Valencia, Madrid, Mallorca y muchos otros sitios, y esto demuestra su baja catadura moral, ajena a la democracia que necesitamos.