Público
Público

Consumidores, comerciantes y empresarios, contra la subida del IVA

Las principales asociaciones e instituciones de consumo se han unido en una sola voz en contra de la subida del impuesto anunciada por el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer en el Congreso durísimos recortes y una drástica subida de impuestos. Más allá de la reducción del subsidio de desempleo, la rebaja del número de concejales y la eliminación de la paga extra de Navidad a funcionarios y cargos públicos, la medida que afectará de una forma más directa a todos los ciudadanos es el aumento del IVA del 18% al 21% y del IVA reducido del 8% al 10%.

Tras este anuncio, las principales organizaciones de comerciantes, consumidores, empresarios y de sectores empresariales y de actividades profesionales han alzado su voz, rechazando el aumento del impuesto, asegurando de forma contundente que es perjudicial para sus actividades y los ciudadanos.

Los comerciantes aseguran que la subida del IVA y la supresión de la paga de Navidad a los funcionarios reducirán el consumo y afectarán negativamente a las ventas del sector, cuya maltrecha situación se verá empeorada por estas medidas. 'Estamos enormemente preocupados, aunque somos comprensivos con la situación actual que vive la economía', ha dicho el presidente de la patronal del pequeño y mediano comercio CEC, Manuel García-Izquierdo. 'Esta medida afectará psicológicamente al consumidor, que retraerá su consumo, a pesar de que las empresas no repercutirán la subida en sus precios de forma inmediata'. En este mismo sentido se ha pronunciado el presidente de la patronal de comercio textil Acotex, Borja Oría, quien ha recordado que cuando el IVA subió en julio de 2010, las ventas de moda y complementos cayeron el 9,5 % a pesar de que no se repercutió a los precios.

El vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que los empresarios no tienen tan claro que la subida del IVA provoque un aumento significativo de los ingresos, pero sí que pueda dificultar la recuperación económica. Según el directivo de la CEOE los empresarios son conscientes de que el alza del IVA anunciada es una obligación impuesta por Bruselas. Arturo Fernández ha demandado una reducción de los costes empresariales a la Seguridad Social y ha considerado que la rebaja anunciada por Rajoy (de un punto en 2013 y otro adicional en 2014) no es suficiente.

La subida del tipo general del IVA supondrá de media un aumento de gasto de unos 415 euros por familia al año, según estimaciones de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). La organización advierte de que sus estimaciones se basan en los últimos datos de la encuesta de presupuestos familiares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística. 'Con independencia de la cifra final, lo que sí está claro es que esta subida va a suponer un freno al consumo de las familias, muy afectadas ya por los efectos de la crisis', señala la OCU hoy en un comunicado.
Por su parte, FACUA-Consumidores en Acción ha expresado su rechazo a las medidas de ajuste anunciadas hoy por el Gobierno y en especial a la subida del IVA porque 'merma el poder adquisitivo de los consumidores y los hace más pobres'.

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ha mostrado su desacuerdo con la subida del IVA al turismo del 8% al 10%, lo que, en palabras de su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, causará 'un grave perjuicio' no sólo al sector, sino a toda la economía española. Zoreda ha recordado que hace unos días Exceltur ya calculó que cada punto que se subiese el IVA al turismo supondría que la facturación podía caer hasta 1.005 millones de euros y destruirse al año 9.365 empleos directos en el sector. 'Como en este caso son dos puntos, serían 2.000 millones de facturación y, de eso, en las épocas en que estamos, más de un 55 % serían divisas, facturación a extranjeros', ha dicho.
El presidente de la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur), Jesús Marco, ha señalado que la subida del IVA puede desembocar en 'más pesimismo' y en 'un régimen de tristeza', que repercutirá sobre todo en el sector del ocio. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), España cuenta con 15.705 alojamientos rurales, un 2,68 % más que hace un año, un sector da empleo a 22.294 personas y es uno de los nichos de empleo del mundo rural.

La patronal de las grandes empresas de distribución Anged ha reclamado al Gobierno que apruebe medidas para dinamizar la economía con el objetivo de compensar los efectos negativos que va a tener sobre el consumo la subida del IVA. Anged apunta que antes de pronunciarse sobre la subida del IVA hay que conocer con exactitud cuándo se va a entrar en vigor y si se van a producir modificaciones en el rango de productos afectados por el tipo reducido. 'A la espera de conocer con más detalle cómo se concretan en el próximo Consejo de Ministros las medidas, las grandes empresas de distribución consideran que los posibles efectos negativos de la subida del IVA sobre el consumo tendrían que ser compensados con medidas de dinamización económica, entre otras, una mayor liberalización de los horarios comerciales', señalan.

El secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego, ha calificado de 'mal menor' la subida del tipo reducido del IVA, aunque ha advertido de que 'va a significar más caída del consumo' y un impacto negativo en el sector de 2.400 millones de euros. 'El incremento en dos puntos del tipo reducido del IVA significa un aumento del 20% de la carga fiscal para el sector hostelero lo que, después de cinco años de crisis y viendo cómo está evolucionando el consumo, significará más caída' de éste, ha explicado. Ha recordado que un punto de incremento de precios representa en hostelería una caída en la facturación del sector en torno a 1,2 puntos, lo que supone unos 2.400 millones de euros. Gallego, que ha cifrado en 370.000 el número de empresas hosteleras y en 1,4 millones el número de empleos que genera el sector, ha explicado que es difícil cuantificar los cierres de negocio asociados a la crisis, ya que muchos se producen con las licencias de actividad vigentes de cara a un futuro traspaso.

La anunciada subida del IVA supondrá un encarecimiento del precio medio de los automóviles de 650 euros, según la asociación nacional de vendedores (Ganvam), que califica la medida de duro golpe para el sector, que aún sufre las consecuencias de la anterior subida, hace dos años. El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, señala que la subida de tres puntos en el tipo general del IVA supondrá 'un obstáculo insalvable' para muchos de los concesionarios que ya se encuentran en 'números rojos'. Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, explica que el impacto de la medida será incluso peor en lo psicológico que en lo material, ya que para muchos posibles compradores representa 'la gota que colma el vaso' en un ambiente marcado por los recortes, la recesión económica, la escasa financiación, el aumento del desempleo y la incertidumbre de cara al futuro.

La Federación de Organizaciones de Profesionales Autónomos y Emprendedores (OPA) ha advertido de que el aumento del IVA 'ahogará a los autónomos' y producirá 'nefastas consecuencias'. El presidente nacional de OPA, Camilo Abiétar, ha señalado que las medidas anunciadas provocarán consecuencias como el aumento de la morosidad, el desincentivo del consumo y la falta de liquidez para los autónomos. Asimismo, ha asegurado que el nuevo aumento del IVA se suma a otras medidas adoptadas que aumentan los perjuicios para los autónomos, entre las que destacan el aumento del precio de la luz y la falta de crédito por las instituciones financieras.

La subida del IVA provocará sobrecostes de más de 400 millones al año en el campo por el encarecimiento de los costes de producción, según han asegurado hoy entidades como Cooperativas Agroalimentarias o COAG, por lo que piden al Ejecutivo medidas compensatorias. El responsable de los Servicios Jurídicos y Fiscales, José Cardona, ha calculado este impacto por la subida de los medios de producción. Los productores agrícolas que están en el régimen general, puesto que no pueden declarar las facturas para desgravarse el encarecimiento y tampoco repercutir las alzas en los alimentos que venden -a industriales por ejemplo, o a los comercializadores-, porque no lo permitiría la gran distribución por su mayor poder de negociación.
La organización agraria COAG cifra el sobrecoste anual del alza fiscal en 412 millones de euros para estos profesionales, por lo que ha solicitado a Hacienda la convocatoria urgente de la Mesa de la Fiscalidad, al tiempo que recuerda España se convierte en el país de la Unión Europea que más carga impositiva aplica a los insumos.

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) considera que la subida del IVA tendrá consecuencias 'muy negativas' para el sector pesquero ya que el incremento del precio final o de la primera venta de estos productos hará que bajen los precios en origen, ha informado la organización. Cepesca ha pedido que los productos derivados de la pesca y la acuicultura pasen a considerarse bien de primera necesidad con un IVA superreducido del 4 % que, según la organización, abarataría el consumo de un alimento 'básico en la cesta de la compra' en este 'delicado momento de crisis económica'. Para Cepesca, la decisión del Gobierno ha caído 'como un jarro de agua fría' en el sector que se enfrenta a 'un mercado contraído, unos precios en origen por los suelos y unos costes de producción altísimos'. A esto se añade el incremento de los costes de explotación con el aumento del IVA de tipo general del 18% al 21%.
El peso de los productos pesqueros en la cesta de la compra ronda un 12% del total del gasto alimentario en los hogares españoles y Cepesca recuerda que la Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta mínima de pescado de entre dos y cuatro raciones semanales.

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) y las empresas de su Patronato han asegurado que la subida del IVA podría suponer un 'desastre' para los centros hospitalarios privados. En un comunicado, el IDIS ha apuntado que la subida del IVA de tres puntos y dos puntos la tasa reducida, los hospitales no lo podrán deducir y tendrán que soportarlo 'como un gasto más'. En este sentido, ha apuntado que en los servicios de hospitalización y asistencia sanitaria no se puede repercutir este impuesto. Ha señalado que la medida supondría una reducción de los márgenes de beneficio, que, a juicio del IDIS, son 'de por sí son muy ajustados'. 'Ello supondrá desde la reducción de las plantillas hasta el cierre de centros hospitalarios privados', ha advertido. Todo ello, según el IDIS, se suma a la 'precaria situación' que 'sufren muchos centros' al ver reducidos 'de manera significativa' los conciertos con la administración pública. 'Con todo, es fácil concluir que se podría comprometer la viabilidad de la red hospitalaria privada con el desequilibrio que esto supondría para el sistema sanitario público', ha alertado el IDIS. Ha estimado que el sector sanitario privado es una pieza 'fundamental' para el sistema sanitario español y para el sostenimiento del sistema sanitario público, 'ya que le libera de recursos y gastos'.

La Organización Profesional de los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha señalado que la subida del IVA es una medida 'drástica, precipitada y errónea'. En un comunicado, la IHE destaca que el hecho de que la recaudación del IVA esté cayendo a un ritmo superior al 10 % da una idea de la situación 'dramática' del consumo. A su juicio, la subida de este impuesto junto a las otras medidas de recorte, 'como la injusta supresión de la paga extra a los funcionarios', hará que el consumo se resienta aún más.

La organización de los inspectores de Hacienda advierte de que, con la conciencia fiscal de los contribuyentes bajo mínimos por la amnistía fiscal, es muy probable que algunas empresas cobren el IVA y no lo ingresen. A su vez, incide en que puede que algunas empresas con problemas de liquidez dejen de pagar antes a Hacienda que a los trabajadores, proveedores o entidades de crédito.

Asimismo, los Inspectores temen que las facturas falsas o la creación de tramas de defraudación se pueden incrementar ante el mayor beneficio que supone el no pagar un IVA más alto.Como alternativa a las medidas, estos funcionarios de Hacienda abogan por intensificar la lucha contra el fraude y por hacer una reducción de costes públicos 'racional, útil y justa'.

Más noticias en Política y Sociedad