Público
Público

Continental y cuatro personas podrían ser juzgadas por el accidente del Concorde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscalía en el caso del accidente de un Concorde en julio de 2000, en el que murieron 113 personas, ha pedido que la compañía estadounidense Continental Airlines, dos de sus empleados y dos ex directivos de la aeronáutica francesa sean juzgados por homicidios y heridas involuntarias.

Fuentes judiciales han confirmado hoy que en su requisitoria, la Fiscalía de Pontoise (afueras de París) ha pedido que la aerolínea y estas cuatro personas comparezcan ante el Tribunal Correccional por homicidios y heridas involuntarias.

Un Concorde de Air France se estrelló en llamas en Gonesse (afueras de París) el 25 de julio de 2000, causando la muerte de 113 personas, cuatro de ellas en tierra. El accidente llevó al fin de los vuelos comerciales del avión supersónico de pasajeros.

La investigación ha mostrado que el incendio de un depósito de queroseno del aparato estaba relacionado con el reventón de un neumático del tren de aterrizaje en el despegue causado por la presencia en la pista de una lámina metálica.

Esa lámina se había caído de un DC-10 de Continental Airlines que había despegado poco antes del aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, según la investigación.

La Fiscalía pide el enjuiciamiento del empleado de Continental que instaló la lámina, así como el del entonces jefe de mantenimiento de la aerolínea, John Taylor y Stanley Ford, respectivamente.

También solicita que sean juzgados el que fuera director del programa del Concorde en Aerospatiale (ahora EADS) en los años 80, Henri Perrier, y un ex responsable de la Dirección General de Aviación Civil Claude Frantzen.

Aunque Aerospatiale estaba al tanto de percances con neumáticos del Concorde entre 1979 y 2000, el constructor no tomó medidas para reforzarlos ni tampoco los depósitos de queroseno, según la investigación.