Público
Público

Continua la alerta de desbordamiento de lagos en China pese a drenaje

EFE

La alerta continua en la provincia de Sichuan (suroeste de China) ante el temor de que se desborden los lagos formados por el devastador terremoto del 12 de mayo, pese a que hoy han finalizado las obras para drenar el lago Tangjianshan.

El riesgo de que se desborde ese lago, el mayor de todos, amenaza a más de un millón de personas, por lo que los servicios de emergencia chinos construyeron un canal para drenar agua del Tangjianshan.

Casi 200.000 personas han sido ya evacuadas de la zona ante el peligro de inundaciones debido también a la persistencia de las lluvias, que se ha convertido en la mayor preocupación de las autoridades, así como las réplicas del terremoto que se suceden y amenazan el equilibrio de las aguas.

La Administración Meteorológica de China informó de que las precipitaciones continuarán la próxima semana pero no serán intensas en las zonas más afectadas por el terremoto, que con una magnitud de 8 grados en la escala abierta de Richter tuvo su epicentro en la provincia de Sichuan.

Precisamente el mal tiempo parece ser la causa más probable del accidente ocurrido hoy al estrellarse un helicóptero militar de transporte en la municipalidad de Yingxiu, perteneciente al distrito de Wenchuan (Sichuan).

Un total de 14 personas -cuatro soldados de la tripulación y 10 residentes locales heridos- estaban a bordo del aparato siniestrado, aunque de momento se desconoce el estado de todo el pasaje.

El helicóptero regresaba de una misión de servicio en el distrito de Lixian cuando se encontró con niebla densa y una fuerte turbulencia que le hicieron estrellarse.

La Oficina de Información del Consejo de Estado informó hoy de que el número de víctimas mortales por el terremoto asciende a 69.016, mientras que otras 18.830 personas continúan desaparecidas.

Este último balance añade 39 fallecidos más con relación a las cifras oficiales del sábado, mientras que el número de heridos por el terremoto alcanza ya las 368.545.

El seísmo del pasado 12 de mayo causó la formación de unos 35 lagos a causa del bloqueo de los ríos con aludes de rocas y escombros, de los cuales 28 corren peligro de desbordarse sobre áreas ya devastadas por el terremoto, donde millones de personas duermen a la intemperie, en tiendas de campaña o módulos habilitados.

El lago Tangjianshan es una de las mayores acumulaciones de agua provocadas por el sismo y su principal fuente es el cauce del río Jianjiang.

El plan de contingencia preparado por las autoridades obligó a la evacuación de 197.477 personas de las inmediaciones del lago ante el riesgo de desbordamiento de un tercio del volumen de agua.

Sin embargo, el plan contempla también la eventual evacuación de entre 1,2 y 1,3 millones de personas en el caso de que se desborde la mitad del lago Tangjianshan o si finalmente se rompe el dique de contención formado por los escombros y los deslizamientos de rocas del terremoto.

Con ayuda de excavadoras y dinamita, ingenieros militares cavaron acequias durante 10 días para poder trasvasar los 200 millones de metros cúbicos de agua que preñan el lago.

Tras terminar su tarea, los casi 700 soldados del Ejército Popular de Liberación de China que trabajaban en la zona también están siendo evacuados, según informó la televisión estatal china CCTV.

Las autoridades prevén que esta noche ya sólo permanezcan en la zona tres equipos de observación para realizar el seguimiento del nivel de las aguas.

De momento, el nivel de las aguas, que ha estado creciendo sobre los 1,6 metros diarios, se mantiene entre 7 y 8 metros por debajo del punto más bajo del dique, aseguró el oficial militar Zhou Xiangjun.

En caso que el agua rebase los límites del estanque, se espera que ésta siga su cauce por el recién acabado canal, una situación que se prevé que se produzca entre hoy y el próximo martes.

No obstante, los equipos de salvamento continúan trabajando y hoy, 19 días después del terremoto, han rescatado con vida a dos mineros que se encontraban heridos en las montañas de Sichuan.

Mi Chengfu, de 51 años, y Liu Hongkun, de 45, fueron izados alrededor de las 10.00 hora local (02.00 horas GMT) por un helicóptero del Servicio Aéreo del gobierno de Hong Kong.

Más noticias de Política y Sociedad