Público
Público

Coppola asegura que "no me importa si mis películas son un éxito o un fracaso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francis Ford Coppola asegura que, a partir de ahora, sólo quiere hacer películas de guiones originales suyos, como ha sido el caso de "Tetro", que se estrena esta semana protagonizada por Maribel Verdú. "No me importa si son un éxito o un fracaso, el dinero lo pongo yo, lo que me importa es aprender", dice.

A sus 70 años, el autor de adaptaciones cinematográficas de obras literarias como "El padrino" o "Apocalypse Now", películas que encumbraron su carrera, ha decidido volver a sus inicios, cuando escribía sus propios guiones, porque, según dice en una entrevista con Efe, es su forma de encontrar respuestas a las preguntas que le persiguen.

"Ya no me queda tanto tiempo", confiesa el cineasta mientras insiste en que para él "el mayor placer de la vida es aprender algo". "Hacer una película es como hacerse una pregunta, cuando empiezas a escribir sabes la pregunta y cuando acabas la película ya sabes la respuesta, o algo de ella", explica.

En "Tetro", el primer guión original que escribe en treinta años, la cuestión que le ha asaltado es la rivalidad en la familia, dentro de un drama rodado en Argentina y protagonizado por Vincent Gallo, Maribel Verdú, Carmen Maura y Alden Ehrenreich.

El filme cuenta la historia de Tetro (Gallo), un escritor desequilibrado y frustrado, cuyo talento ha quedado aplastado por la figura de su padre, un aclamado director de orquesta (el padre de Coppola fue director de orquesta, aunque de genio menos aplastante) y que se instala en Argentina huyendo de su familia.

Allí forma pareja con su psiquiatra (Verdú) y años después recibe la visita de su hermano pequeño (Ehrenreich), un encuentro que servirá para destapar uno oscuro mundo de rencillas familiares.

Tetro, en la que Coppola se ha permitido estridencias propias de la tragedia griega, pasó por el festival de Cannes, aunque no fue admitida en su sección oficial, con críticas como la que hizo Times, que destacaba sobre la cinta una buena noticia, que éste "gigante del cine americano" haga aún "películas independientes", y otra mala, "que haya hecho ésta".

"Cuando hago una película, siempre siento heridos mis sentimientos, porque normalmente son grandes fracasos, la única que no fue un fracaso inmediato fue el Padrino e incluso ésta tuvo una mala crítica. El periodista de Times también dijo que Apocalipsis Now era un fracaso terrible y luego han reconocido lo contrario, porque se quedó en la mente del público", explica.

"Tendré que esperar veinte años para saber si estas películas ("Tetro" y "Juventud sin juventud", que no ha sido estrenada en España) están bien", afirma.

No obstante se define como "respetuoso con la crítica que ilumina, que enseña algo, porque, asegura: "Yo quiero hacer buenas películas, se que las mías no son perfectas, pero por otro lado no me importa si mis obras son un fracaso o un éxito, porque pongo el dinero de mi bolsillo".

"Quiero hacer películas desde el corazón, porque me encanta hacerlas. Quiero aprender de lo que haga, es mi placer. Tengo mucho dinero, una avión privado. Lo único que no tengo es comprensión sobre muchas cosas que me gustaría comprender".

Cuando se le pregunta si alguna vez se ha sentido frustrado como creador, como el protagonista de su película, no duda: "Sólo siento eso. Hacer una películas de cualquier clase es difícil. Pero lo es más encontrar un lugar como cineasta, un lugar en el que sepas que puedes hacer algo personal. Eso es difícil dentro de lo que llaman Hollywood y yo llamo la industria".

"Lo que quieren es que vayas y digas quiero hacer una coca cola y que la vas a vender un montón", apunta al tiempo que sostiene que "el cine es lo suficientemente grande para que haya variedad" y que a él le gustan "todo tipo de películas hasta las películas coca cola".

Más noticias en Política y Sociedad