Público
Público

Corea del Norte califica de éxito el lanzamiento de su satélite

La noticia del lanzamiento fue confirmada por los Gobiernos de Japón y Corea del Sur

ANDREA RODÉS

Tras semanas de tensión y de amenazas provocadoras, Corea del Norte lanzó ayer por la mañana un cohete de larga distancia y anunció que había puesto en órbita un satélite. Pocas horas después, Corea del Sur y EEUU desmintieron el éxito del lanzamiento, pero calificaron la prueba fallida norcoreana como una provocación y una seria amenaza para la paz mundial.

"Ningún objeto entró en órbita y ningún fragmento cayó en Japón", dijo el Mando Norte estadounidense en un comunicado, confirmando las declaraciones previas del Ejército surcoreano. Ambas fuentes afirmaron que la primera etapa del cohete cayó en el mar de Japón y las etapas restantes, incluyendo la carga principal, en el Océano Pacífico.

Aún así, el lanzamiento fue considerado un "éxito parcial" por el general retirado de EEUU Henry Obering. "Lograron lanzar el cohete. Este ya es un avance significativo, porque a menudo los misiles se vuelven inestables durante la fase de lanzamiento" declaró Obering a la CNN. "Pero el hecho de que aparentemente no lograran la separación de la carga de la segunda a la tercera etapa significa que aún tienen camino por recorrer".

Corea del Sur fue el primer país en condenar la prueba norcoreana. El Gobierno de Seúl advirtió de que se trata de una "seria amenaza" para la paz mundial y la estabilidad en la península coreana "mientras el mundo entero está reuniendo esfuerzos para hacer frente a la crisis económica global", según la agencia oficial surcoreana, Yonhap.

El ministro portavoz nipón, Takeo Kawamura, anunció que Japón presionará para obtener una respuesta contundente de Naciones Unidas e insistió en que, aunque sea un satélite, "lo consideramos una prueba de un misil balístico y pensamos que debe ser tratado en el Consejo deSeguridad de la ONU".

Por el contrario, Rusia y China llamaron a los países implicados a evitar una escalada de tensiones en la región.

"Esperamos que las partes involucradas mantengan la calma y la moderación para mantener la paz y la estabilidad en la región", dijo en un comunicado la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Jiang Yu.

China es el principal aliado político y comercial de Pyongyang y uno de los países más influyentes para conseguir su desarme nuclear. Pero, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, Pekín puede bloquear cualquier resolución que considere demasiado dura con Corea del Norte.

Además de los intereses comerciales con Pyongyang, Pekín intenta evitar la deses-tabilización de uno de los países más pobres y cerrados del mundo para evitar que se dispare el flujo de refugiados norcoreanos hacia China.

Más noticias de Política y Sociedad