Público
Público

Corea del Norte cumple con sus amenazas al realizar su segundo ensayo nuclear

Seúl confirma la noticia reuniendo de urgencia a su Consejo de Seguridad Nacional. El primer ensayo nuclear norcoreano se produjo en 2006 y le acarreó sanciones internacionales y la condena de Naciones Unidas 

EFE

Fotografía del misil Scud-B (c), de fabricación de Corea del Norte, y de los proyectiles tierra-aire Hawk, hechos en Estados Unidos. EFE

Corea del Norte asegura haber llevado a cabo "con éxito" su segunda prueba nuclear, después de la realizada en octubre del 2006 que le acarreó sanciones internacionales, informó la agencia estatal norcoreana KCNA citada por la surcoreana Yonhap.

La potencia del artefacto nuclear era de cerca de 20 kilotones, según fuentes del ministerio de Defensa de Rusia.

"Como habían solicitado nuestros científicos y técnicos, nuestra República ha llevado a cabo con éxito otra prueba nuclear subterránea el 25 de mayo, como parte de las medidas para fortalecer su poder nuclear en defensa propia", indicó la KCNA.

Corea del Sur ha calificado un "acto de provocación" y una "grave amenaza" para la paz en el mundo el ensayo nuclear, según el portavoz presidencial surcoreano, Lee Dong-kwan.

El régimen de Pyongyang dice, además, que este segundo ensayo nuclear se ha realizado con "un nivel superior en términos de poder explosivo y tecnología" al test realizado el 9 de octubre del 2006, según la agencia estatal KCNA.

Las agencias sísmicas de Corea del Sur y Estados Unidos detectaron un temblor de entre 4,5 y 4,7 grados de magnitud en la escala Ritchter pocos minutos antes de las 10 de la mañana (01.00 GMT), frente a los 3,6 grados que registró el instituto sismológico surcoreano en la primera prueba nuclear de Corea del Norte en 2006.

La Agencia Meteorológica de Japón también detectó olas sísmicas procedentes de Corea del Norte esta mañana, según un portavoz del Ministerio nipón de Exteriores citado por la agencia local Kyodo.

Las primeras informaciones desde Seúl apuntan a que el test se habría realizado a unos 15 kilómetros del primer centro de pruebas norcoreano en la localidad de Kilju (provincia de Hamgyeong Norte), en el noroeste del país comunista, según los cálculos de la Agencia Meteorológica citados por la agencia local Yonhap.

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, ha reunido de urgencia a su Consejo de Seguridad Nacional, después de que su Gobierno informase de que se había producido un "terremoto artificial" en su país vecino.

El Instituto Geológico de Estados Unidos informó por su parte de de que un terremoto de 4,7 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió hoy Corea del Norte, sin que se hayan reportado hasta el momento, ni víctimas ni daños.

El seísmo se habría producido, según ese Instituto, a 375 kilómetros al noreste de Pyongyang a las 9.54 horas (00.54 GMT) a unos 10 kilómetros bajo la superficie terrestre.

El portavoz de la Casa Presidencial surcoreana, Lee Dong-kwan, indicó también que a las 9.54 hora local (0.54 GMT) su Gobierno detectó un "terremoto artificial" cerca de Poongkye-ri, en la provincia Norte de Hamkyong.

"El Gobierno está aún tratando de verificar si se trató en realidad de una prueba nuclear, pero cree que hay una posibilidad", indicó el portavoz oficial surcoreano.

El régimen comunista norcoreano había amenazado el pasado 29 de abril con llevar a cabo una prueba nuclear después de que el Consejo de Seguridad de la ONU hubiese condenado su lanzamiento de un cohete de largo alcance el pasado 5 de abril.

Corea del Norte realizó su primer ensayo nuclear en octubre del 2006, tres meses después de lanzar varios misiles, entre ellos un Taepodong de largo alcance, y ello le acarreó sanciones y la condena de las Naciones Unidas.

El ensayo nuclear del 2006 fue de una potencia de entre 5 y 15 kilotones, según los cálculos de la inteligencia rusa, mientras que el realizado hoy podría superarlo en potencia y capacidad de control tecnológico, de acuerdo con Pyongyang.

Corea del Norte afirmó que la prueba de hoy fue "segura", lo que apunta a que no se ha detectado ninguna filtración al exterior de material radiactivo, algo que también aseguró tras la explosión controlada del 2006.

El régimen comunista anunció hoy que el objetivo de la prueba es "fortalecer su poder nuclear disuasorio para la autodefensa", después de que hubiese amenazado con una prueba atómica el pasado 29 de abril.

El 7 de mayo, los servicios de Inteligencia surcoreanos dijeron que habían detectado movimientos de vehículos y personal en los alrededores de Kilju, lo que podría responder a los preparativos para el lanzamiento.

Este viernes, la agencia surcoreana Yonhap informó de que Corea del Norte había ordenado la retirada de toda embarcación del Mar Occidental (Mar Amarillo), lo que los servicios secretos surcoreanos sospechaban como un posible movimiento previo al lanzamiento de un misil de corto alcance.

Japón pedirá una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Así lo ha señalado el viceministro de Exteriores, Mitoji Yabunaka, después de que el régimen de Corea del Norte anunciara su segundo ensayo nuclear. El ministro portavoz de Japón, Takeo Kawamura, dijo por su parte que Japón "no tolerará" el ensayo nuclear de Corea del Norte y que tomará medidas.

Cuando el pasado 5 de abril Corea del Norte lanzó un cohete de largo alcance, el Gobierno japonés ya solicitó una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que después de muchos días de debates condenó la prueba norcoreana, el 13 de abril.

Ese día, el Consejo de Seguridad condenó unánimemente el lanzamiento de un cohete de largo alcance por parte de Corea del Norte y exhortó al régimen comunista a que no repitan acciones de ese tipo. Ello hizo que, el 29 de abril, Corea del Norte amenazase con llevar a cabo su segunda prueba nuclear y con el lanzamiento de un misil intercontinental.

Más noticias de Política y Sociedad