Público
Público

Corea del Norte entrega el inventario nuclear y EEUU levanta las sanciones

EFE

Funcionarios norcoreanos entregaron hoy a las autoridades chinas en Pekín el inventario nuclear sobre actividades e instalaciones nucleares, pendiente desde hace seis meses.

La declaración de actividades nucleares, pendiente desde diciembre, es resultado de un acuerdo con EE.UU., Rusia, China, Corea del Sur y Japón dentro de las conversaciones a seis bandas que se desarrollan en Pekín desde 2003 para lograr que Pyongyang se deshaga de su programa nuclear a cambio de incentivos diplomáticos y económicos.

Ese acuerdo estipulaba que Corea del Norte entregaría antes del pasado diciembre una información "completa y verificable" de su programa nuclear y reconocería las preocupaciones internacionales por la proliferación de armamentos y las tareas de enriquecimiento de uranio.

Tras conocerse la noticia, el Presidente de Estados Unidos George Bush, dijo que su país "no se hace ilusiones" sobre el Gobierno de Pyonyang, aunque Bush anunció que levantará parcialmente las sanciones que impone a este país.

La Administración de EEUU notificará al Congreso en un plazo de 45 días que eliminará a Corea del Norte de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

También levantará las sanciones comerciales que le impone bajo la Ley contra el Comercio con el Enemigo que prohíben que las empresas de Estados Unidos negociar con Corea del Norte.

La exclusión de Pyongyang de la lista de países patrocinadores del terrorismo permitirá al gobierno coreano recibir préstamos del Banco Mundial y otras instituciones internacionales

En los próximos días, los expertos estadounidenses analizarán cuidadosamente el contenido de la declaración norcoreana.

El inventario debe aportar información sobre sus instalaciones nucleares, pero también cuantificar de manera verificable el volumen de plutonio que tiene.

Aunque esa cifra no resolverá el interrogante acerca del número de cabezas nucleares con que cuenta Corea del Norte, en palabras del secretario de Estado adjunto para Asia, Christopher Hill, el principal negociador de EEUU con Pyongyang, el volumen de plutonio "es el quid de la cuestión, pues es el material con el que se fabrican las bombas".

Los ministros de Asuntos Exteriores del G8 que se reúnen durante dos días en Kioto (centro de Japón) mostraron su satisfacción por la entrega del inventario nuclear por parte de Corea del Norte.

Para comprobar la realidad de ese proceso, el director del Departamento de EEUU para Corea, Sung Kim, llegó hoy a Pyongyang para presenciar mañana la destrucción de esa torre, según confirmó él mismo a la agencia japonesa Kyodo.

El representante de Exteriores del Reino Unido, David Miliband, consideró que hoy es un "día importante" para la no proliferación nuclear.

Por su parte, la Unión Europea (UE) consideró hoy un "paso en la buena dirección" la entrega del informe nuclear de Corea del Norte, según dijo a Efe la portavoz del Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana.

El jefe de la diplomacia europea hizo una "primera evaluación positiva y prudente" de la esperada noticia, explicó su portavoz, Cristina Gallach.

El ministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Yu Myung-hwan, en rueda de prensa definió la entrega como un "paso clave" y "un importante punto de partida" para lograr avances reales en la desnuclearización completa de Pyongyang, y manifestó su deseo de que las relaciones entre las dos Coreas se encaminen hacia coexistencia.

Por tanto, Seúl valoró la presentación del inventario, que ofrece la base para iniciar la próxima etapa de la desnuclearización norcoreana.

Asimismo, Rusia expresó su satisfacción ya que "es un paso en dirección correcta que responde a los acuerdos alcanzados en el marco de las negociaciones a seis bandas", dijo a la agencia Interfax el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexéi Borodavkin.

Añadió que este paso contribuye a la desnuclearización de la península de Corea y adelantó que los emisarios de los participantes en las negociaciones a seis bandas -EEUU, China, Rusia, Japón y ambas Coreas- podrían reunirse ya la semana próxima.

Más noticias de Política y Sociedad