Público
Público

Las dos Coreas disminuyen el nivel de alerta en la frontera del Mar Amarillo

EFE

El Ejército norcoreano ha reducido su nivel de alerta en la tensa frontera del Mar Amarillo, al igual que Corea del Sur y EEUU, que la han bajado un escalón, hasta Watchcon 3, según fuentes del Gobierno de Seúl consultadas por la agencia Yonhap.

Una fuente anónima del Gobierno surcoreano indicó hoy que "el Ejército norcoreano ha levantado recientemente la orden de alerta especial que dio el 21 de noviembre del pasado año en zonas del Mar Amarillo (Mar Occidental)".

La frontera marítima occidental entre las dos Coreas vive una tensa calma desde que el 23 de noviembre, cuando los ejércitos de ambas partes intercambiaran disparos de artillería.

Como resultado la isla surcoreana de Yeonpyeong, cerca de Corea del Norte, fue alcanzada por casi un centenar de obuses norcoreanos, un hecho sin precedentes desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53) y que causó la muerte a dos civiles y dos militares surcoreanos.

Seúl ha detectado que la actividad de las unidades de artillería de Corea del Norte han vuelto a los niveles que se habían visto antes de que se diese la orden del 21 de noviembre.

Asimismo, la misma fuente reveló que las fuerzas aliadas de Corea del Sur y EEUU desplegadas en la zona han rebajado desde el martes su nivel de alerta y vigilancia al tercer nivel más alto, el de Watchcon 3.

Corea del Sur y EEUU situaron este nivel en Watchcon 2 o estado de emergencia justo después del ataque a la isla de Yeonpyeong, que elevó la tensión en la zona y ha hecho que Seúl haya aumentado el despliegue militar y de armamento en las cinco islas fronterizas con el régimen de Kim Jong-il.

En lo que va de año Corea del Norte ha mostrado en dos ocasiones -en su mensaje de Año Nuevo y el miércoles en un comunicado transmitido por la agencia estatal KCNA- su intención de dialogar con Seúl para reducir la tensión y encauzar las relaciones entre las dos Coreas.

No obstante, Corea del Sur y Estados Unidos han pedido a Pyongyang que dé señales de estar dispuesto a abandonar su programa nuclear y que se disculpe por sus provocaciones militares.

Más noticias de Política y Sociedad