Público
Público

Correa afirma que el ataque colombiano frustró la posible liberación de Betancourt

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que la operación militar de Colombia contra las FARC en territorio ecuatoriano frustró las negociaciones para liberar a doce rehenes de esa guerrilla, entre ellos la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt.

En una cadena de televisión, Correa indicó que las negociaciones "estaban bastante avanzadas para liberar en Ecuador a doce rehenes, entre ellos Ingrid Betancourt".

"Ahora todo fue frustrado por las manos guerreristas y autoritarias", afirmó.

En la misma intervención televisiva, el ministro coordinador de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, quien admitió que había mantenido contactos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para buscar la entrega de los secuestrados, precisó que a Betancourt la podrían haber liberado en este mes.

Según Correa, su Gobierno no descarta que "una de las motivaciones de la incursión y ataque por parte de los enemigos de la paz" al campamento de los rebeldes en territorio ecuatoriano, donde dieron muerte a 21 guerrilleros, entre ellos su portavoz internacional, "Raúl Reyes", fuera impedir la liberación de los rehenes.

"Cabía preguntarse también qué buscaba el Gobierno de (el presidente colombiano, Álvaro) Uribe eliminando a 'Raúl Reyes' en territorio ecuatoriano y luego inventando patrañas para vincularnos con las FARC", señaló Correa.

El gobernante apuntó a que Uribe quizá quería "desestabilizar" a su administración, que se ha negado a participar en el Plan Colombia, que Bogotá lleva a cabo con el apoyo de Washington contra la guerrilla y el narcotráfico, "y poner también a un Gobierno títere" en Ecuador.

Correa negó que haya "santuarios" de las FARC en Ecuador, recordó que en 2007 se han desmantelado 47 campamentos de esa guerrilla en la selva ecuatoriana y que "en su propio país, las FARC controlan vastos territorios".

El mandatario insistió en que "todo contacto con la guerrilla ha sido por motivos humanitarios, junto con países como Francia".

"A las 14 horas del día de ayer, he ordenado la ruptura de relaciones con el Gobierno colombiano, ya que no es posible mantener relaciones con un Gobierno que tan burdamente atropella la decencia, la verdad y la soberanía de Estados amigos", agregó Correa.

Puntualizó que quiere "diferenciar claramente entre el Gobierno del presidente Uribe y el pueblo colombiano, con el cual tenemos lazos de entrañable hermandad"

Destacó que los cerca de 300.000 colombianos que hay en Ecuador "pueden seguir sintiéndose como en su casa".

El jefe de Estado, que hoy emprenderá una gira por cinco países de América Latina para explicar la crisis entre Ecuador y Colombia, resaltó que Ecuador "no esta solo en esto".

"La inmensa mayoría de Gobiernos latinoamericanos nos han brindado su irrestricto apoyo, ya que este es un problema para toda la región", sostuvo.

A su juicio, ni en los periodos más duros de la guerrilla en América Latina, "un Gobierno se atrevió a regionalizar su conflicto".

"Esto es inédito y sencillamente inadmisible. Los Gobiernos de Latinoamérica sabrán cerrar filas y detener este nefasto precedente que intentaba imponer el Gobierno de Colombia", señaló.