Público
Público

Cortés y Rigola convertirán en montaje de teatro-danza una obra de Sénder

EFE

Carmen Cortés trabajará con el director teatral Àlex Rigola para convertir en un espectáculo de teatro-danza la emblemática novela de Raúl J. Sénder "Réquiem por un campesino español" , según ha explicado a EFE la bailaora y coreógrafa .

Al frente de su propia compañía de flamenco, la artista catalana está ultimando con Rigola desde hace unos meses la puesta en escena de esta novela corta de Sénder que nunca ha sido llevado al teatro.

Carmen Cortés interpretará a uno de los personajes masculinos de un libro, del que dice que siempre lo ha tenido presente ya que "desde el teatro y el flamenco intento luchar por la libertad y por ello creo que es una obra que tiene que estar" en nuestro imaginario colectivo.

Rigola, el director del Teatre Lliure, le ha ofrecido a la bailaora varias posibilidades para ponerla en escena "interpretando yo misma todos los personajes o solamente alguno", ha explicado Cortés.

En todo caso, Cortés recreará con su teatro-danza por primera vez un personaje masculino desde su manera de bailar "muy femenina", aunque haya en ella muchas líneas rectas, "es decir unas líneas que desde la cintura para abajo y cintura para arriba no son tan encorvadas ni hay tanto cimbreo" como en el baile habitual de las mujeres".

La bailaora que ha encarnado en el escenario personajes emblemáticos como Salomé, Yerma o La Celestina podría en este caso convertirse en Paco el del Molino o en mosén Millán, los personajes centrales del libro de Sénder.

Es "una de las obras olvidadas" de la literatura española ha considerado Cortés y hay que "recuperarla para el teatro porque el teatro es un escaparate para que los artistas podamos hacer desde él nuestra llamada de atención por la libertad y los derechos humanos".

"Réquiem por un campesino español" es una novela corta de Ramón J. Sender, uno de los novelistas españoles más importantes de la posguerra y en ella "se presentan las cosas muy claras", ha considerado Cortés, como la "miseria absoluta y la expropiación de tierras" que sufren los campesinos.

Cortés se presenta como una artista preocupada por el reparto de la riqueza o para que, al menos, las personas "puedan tener posibilidades de progresar en todos los sentidos, cultural y económicamente y se logre de verdad un estado del bienestar, que no es éste".

El espectáculo es un encargo de la compañía de Cortés a Àlex Rigola que empezarán a trabajar en Madrid o en Barcelona el próximo verano para poder estrenar a finales de este año o a principios del siguiente.

Se trata de una producción privada que "hacemos sin apenas ayuda", ha remarcado Cortés, que ha reclamado "más atención e interés hacia la cultura y hacia las compañías que llevamos 20 años de trabajo o es que no interesa la literatura española".

La coreógrafa catalana, de padres andaluces, dirige desde 1988 su propia compañía privada que cuenta con 17 personas y que presentó por primera vez en el festival de verano de Barcelona Grec de ese mismo año con "Flamenco, flamenco".

Por tercer año consecutivo, ella y el guitarrista Gerardo Núñez organizan a finales de junio en Trebujena (Cádiz) "Enclave del sol", un espacio de encuentro entre el flamenco y las músicas del mundo que este año tendrá como invitada a las canciones de la "nuba" marroquí.

Más noticias de Política y Sociedad