Público
Público

Cosmocaixa contrasta la ciencia y la tecnología actual con la de hace 2.500 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una esfera de piedra perfecta y utensilios para trepanar cráneos, todo de la época precolombina, cohabitan con los instrumentales quirúrgicos más modernos y una maqueta del primer ascensor espacial en una exposición de Cosmocaixa que propone un viaje particular por la ciencia y la tecnología.

Bajo el título de "Tecnología comparada. Tesoros inéditos de la ciencia precolombina", el Museo de la Ciencia de Barcelona de la Obra Social "La Caixa" invita desde el 29 de octubre y durante casi un año a sumergirse en el túnel del tiempo y confrontar la tecnología actual con la de hace 2.500 años.

El director del área de ciencia del museo, Jorge Wagensberg, ha subrayado que la muestra pone de relieve importantes similitudes entre la ciencia de la era precolombina y la actual, aunque también destacables diferencias que, sin embargo, son todas muy recientes en la historia ya que hacen referencia a avances posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

La muestra se ha elaborado a partir de 750 piezas precolombinas cedidas por el coleccionista peruano Ernesto Leistenschneider y pertenecientes a nueve culturas, entre ellas las Nazca, Moche, Chancay e Inca, algunas con más de 2.000 años de antigüedad.

Entre el legado que se exhibe, destaca los quipus incas, antiguos instrumentos nemotécnicos que se utilizaban para almacenar información, a modo de los ordenadores actuales; "cuchimilcos", figurillas de cerámica antropomórficas que se asemejan a los robots actuales; y útiles de pesca e instrumental quirúrgico muy similar al utilizado en la actualidad.

La muestra exhibe, por ejemplo, una selección de fotografías de cráneos trepanados precolombinos y un vídeo de una intervención quirúrgica actual en la que se utiliza la microcirugía con el mismo objetivo.

Wagensberg ha destacado que la exposición desvela también la existencia de varios enigmas todavía sin descubrir de la cultura precolombina como la perfección con la que en el Pacífico Sur de Costa Rica los indígenas fabricaron cientos de esculturas esféricas de piedra entre los años 400 d.C y 1550 d.C, algunas de grandes dimensiones.

De hecho, la exposición se inicia con un enigma ya que a la entrada del recorrido se pueden ver una reproducción a pequeña escala de las Líneas de Nazca, en Perú, misteriosas figuras que hace entre unos 2.500 y 1.500 años trazaron los pobladores del lugar con un tamaño tan importante que sólo puede verse desde el cielo.

La muestra finaliza con alguno de los más modernos prototipos tecnológicos de la actualidad como la maqueta del Elevador 2010, un ascensor espacial en cuyo diseño está trabajando la NASA en California y que pretende poder transportar cargas al espacio por un coste mucho menor que los cohetes convencionales.

Junto a una vitrina con 50 instrumentos musicales precolombinos, el Museo de la Ciencia pondrá a disposición del público que visite la muestra una de las últimas novedades tecnológicas en música, el ReacTable.

Se trata de un sistema multimedia que consiste en una pantalla sobre la que se colocan y desplazan fichas especiales consiguiendo crear complejas piezas musicales.

La muestra pone el foco también en el dinero y describe como los indígenas intercambiaban oro por cuentas de collares de los colonizadores españoles, sistema que quedó en desuso con la aparición del dinero.

Más noticias en Política y Sociedad