Público
Público

Cospedal desautoriza de nuevo a Francisco Camps

Afirma que "no se pedirá la nulidad" del caso Gürtel por Sitel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'En ningún caso vamos a pedir la nulidad del caso Gurtel por el Sistema de Interceptación de Comunicaciones (Sitel). El Partido Popular no lo va a hacer. Lo tengo que negar tajantemente', dijo ayer contundente la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La mano derecha de Mariano Rajoy desautorizó así, de nuevo, a Francisco Camps. La semana pasada, la Generalitat valenciana anunció que, si se había utilizado Sitel para grabar a Camps, pediría la anulación del proceso. En la dirección nacional no sentó nada bien. Los conservadores llevan semanas afirmando que si denuncian esta situación es por defender los derechos fundamentales y no como estratagema para desvincularse de la trama de corrupción dirigida por Francisco Correa.

Plantea reunirse con todos los partidos para luchar contra la corrupción

No ha sido el único choque frontal de Cospedal con el jefe del Consell. La primera vez que este se visualizó fue el 14 de octubre, un día después del Comité Ejecutivo del PP valenciano en el que Camps no cesó a Ricardo Costa como tenía encargado. La cúpula lo hizo en su lugar de forma fulminante. El segundo enfrentamiento se produjo cuando Costa se ratificó como secretario general y la dirección del PP lo suspendió cautelarmente de militancia. En ambos casos, quien quedó 'tocado' fue Camps.

'El PP se congratula de que el Gobierno haya reconocido que la regulación del Sitel es insuficiente, pero no nos satisface que haya que esperar un año hasta que se modifique la Ley de Enjuiciamiento Criminal', declaró Cospedal. Los conservadores quieren que se haga por ley orgánica. Además, la número dos del PP criticó que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reprochase a su partido que le estaba dando argumentos a Batasuna. 'Eso también se hizo en la época de los GAL. Pero no vale. Los derechos fundamentales se tienen que proteger siempre', sentenció.

Cospedal confirmó que el Grupo Popular ha negociado con otros partidos la proposición no de ley que se debate hoy en el Pleno: 'La vamos a presentar tengamos los apoyos que tengamos'. En su opinión, sería 'un buen momento' para que el Ejecutivo 'rectificara lo que hasta ahora hizo mal'.

Evita condenar el fraccionamiento de contratos realizado por Aguirre

Por otro lado, Cospedal envió ayer a todos los partidos el Pacto por la Transparencia y contra la Corrupción, que presentó el sábado Rajoy en Sevilla, junto a una carta en la que pide mantener una reunión con todos ellos. 'Los comportamientos irregulares de unos pocos no pueden extender un manto de descrédito para la vida pública', señala la misiva.

En rueda de prensa, Cospedal indicó que lo que propone el PP 'es un gran pacto nacional'. El PP no quiere sólo un acuerdo 'de buenas palabras', sino que tenga 'una traducción real y concreta' en el Congreso. Cospedal recalcó que si sus propuestas no las respaldan los demás, el PP las acatará 'como código interno de conducta'. 'Pero creo que lo mejor es que tenga carácter legal', insistió.

La dirigente conservadora mantuvo que su formación plantea este acuerdo con 'espíritu constructivo'. Y aunque cree que el primer encuentro debería ser con los socialistas, su intención es verse con todos los grupos.

Cospedal sostuvo que no había habido 'ningún cambio de actitud' en sus filas a pesar de que el PP estuvo durante meses restándole importancia al hecho de que Camps hubiese recibido trajes y ahora prohíba aceptar regalos. Tampoco quiso condenar la actuación de la Comunidad de Madrid por fraccionar los contratos públicos, algo que ahora rechazan. La número dos del PP se zafó de estas cuestiones atacando a los socialistas.

El PSOE valenciano, por su parte, ha lamentado que se haya iniciado esta cruzada contra la corrupción con el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, imputado por varios delitos fiscales.

'Si se demuestra que Chaves ha mentido en sede parlamentaria, tiene que dimitir inmediatamente', sentenció ayer María Dolores de Cospedal. La secretaria general del PP acusa al vicepresidente tercero del Gobierno de mentir en el Congreso cuando dijo que su hija no medió en la solicitud de una subvención concedida por la Junta de Andalucía a la empresa en la que era apoderada. El PP preguntará mañana a Chaves por el caso Matsa y también pedirá a la Fiscalía que diga si se mantiene a favor del archivo de este caso.

Los conservadores no se aplican las mismas reglas. Olvidan que Francisco Camps mintió en Les Corts valencianas. En ellas afirmó que se había 'pagado' sus trajes, mientras que la instrucción judicial dejó claro que no era así.

Más noticias en Política y Sociedad