Público
Público

Cospedal: "No me arrepiento de mis acusaciones de espionaje"

La secretaria General del PP insiste en que se ha vulnerado el derecho a la intimidad de algunos cargos de su partido

PÚBLICO.ES

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que no se siente "en absoluto arrepentida" por haber provocado la polémica de los supuestos espionajes a su partido, pues "cuando se vulneran los derechos fundamentales", los miembros del PP tienen "la obligación moral y política de denunciarlo".

De Cospedal ha hecho estas declaraciones en una entrevista concedida a la COPE, donde se le ha preguntado si se arrepentía de haber lanzado acusaciones de escuchas ilegales a miembros de su partido, sin haber presentado prueba alguna.

"No se puede abrir una causa política contra el primer partido de la oposición, eso sólo pasa en las dictaduras", concluyó. 

Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado convencido de que la estrategia del PP es lanzar otras acusaciones al Gobierno para evadir sus propias responsabilidades. 

"El PP dice ahora que son santos, y que la culpa es de jueces, de fiscales…En vez decir que tienen problemas de corrupción, se inventan una teoría de persecución. Lo que tienen que hacer es limpiar la casa y dejar de descalificar y de insultar", ha declarado.

Durante la entrevista, Cospedal ha reiterado en numerosas ocasiones que el Ejecutivo se encuentra "aislado y acorralado", ya que "no tiene a nadie que le acompañe en sus decisiones". Incluso los diputados socialistas están, a su juicio, en "completo desacuerdo" con la política económica del Gobierno.

Cospedal ha hecho referencia así a la decisión del ex vicepresidente económico del Gobierno Pedro Solbes de dejar su escaño en el Congreso, al igual que hicieron los ex ministros Jordi Sevilla y José Antonio Molina.

Según Cospedal, el Gobierno a veces "consigue el apoyo de los más radicales", pero eso no es suficiente "para conseguir el de la mayoría de los españoles".

En este sentido, se ha mostrado convencida de que el PP "está preparado para gobernar ya", y aunque es consciente de que "el adelanto de elecciones es una competencia del presidente del Gobierno", ha insistido en que su partido está trabajando para presentar una alternativa en cualquier momento. 

En cuanto a los impuestos, Dolores de Cospedal se ha mostrado tajante: "De ninguna manera se pueden subir", y sólo en los Presupuestos Generales del Estado se verá si es posible algún pacto entre PSOE y PP para hacer frente a la crisis económica.

Más noticias de Política y Sociedad